Giovanni Bellini

Pintor italiano conocido también como Giambellino, nacido en Venecia comenzó su carrera como ayudant e en el taller de su padre y continuó pintando hasta después de los 80 años. En su primera época estuvo muy influido por su cuñado, el pintor de Padua Andrea Mantegna, de quien tomó el aspecto escultórico de las figuras, la potencial elocuencia de los contornos muy marcados y, en ocasiones, el tipo de composición, como en la obra de su primera época La oración del huerto (década de 1460, National Gallery, Londres).

Sus obras están, sin embargo, imbuidas de una percepción, propia y sutil, del color y la luz, de una excepcional sensibilidad para los paisajes y de una compenetración con el tema humano mucho más directa y delicada que la de Mantegna.

Alumno de la Escuela de San Marcos, en 1470 fue comisionado para pintar El diluvio y el arca de Noé y algunos frescos para el palacio ducal de Venecia.

En esa misma década alcanzó la madurez creativa y fue designado conservador de las pinturas del palacio ducal; además de restaurar las piezas de otros autores, realizó una diez piezas con la técnica del óleo que conoció en esa fase, pero todas fueron destruidas por un incendio, ocurrido en 1577.

Bellini pintó obras dentro de iglesias, como el Altar de San Giobbe y el Altar de San Zacarías, ambos en templos de Venecia, en los que repite uno de los motivos centrales de su pintura: la Madona que carga al niño de Jesús y los rodea un grupo de santos.

En 1506 el pintor alemán Alberto Durero visitó Venecia y se refirió a Bellini como el mejor pintor de la ciudad. El colorido de sus obras y la riqueza de sus paisajes tuvieron una influencia decisiva en los artistas de la siguiente generación.

Entre sus piezas tardías sobresale; La fiesta de los dioses, realizada para el duque de Ferrara; la dejo inconclusa y fue completada por Tiziano. Además de las madonas, la figura central de su pintura es Jesucristo, a quien dedicó la mayr parte de su obra.

Cabe mencionar, asimismo, algunas creaciones alegóricas y retratos como el Retrato del Dogo Leonardo Lorendan (1501), conservado en la Galería Nacional de Londres.

Murió en 1516.

Publicado en Biografías