Giuseppe Verdi

Músico italiano nacido en Roncole, Busseto, el 10 de octubre de 1813. Su educación en las artes y humanidades se enriqueció en la gran biblioteca del colegio de los jesuitas en Busseto.  Estudio música con Ferdinando Provessi. Conto con la protección de Antonio Barezzi, comerciante de Busseto aficionado a la música que creyó en sus dotes. Gracias a su ayuda, Verdi se trasladó a Milán, donde no pudo ingresar al conservatorio debido a su edad, de modo que estudió contrapunto con Vincenzo Lavigna.

Quien le dio a conocer la música italiana del pasado y la alemana de esa época. En 1833 volvió a Busseto como director  de la Sociedad Filarmónica.

Comenzó a escribió diversas óperas sin mayor éxito, hasta que en 1842 se estrenó Nabucco,  que muestra el verdadero talento del músico y que revela un encendido amor patrio.

Sus  óperas se covirtieron en símbolo de independencia. Las óperas que Verdi escribió en su madurez, entre las que se encuentran Las Vísperas Sicilianas (1855), Simon Boccanegra (1857) Un ballo in maschera (1859), La forza del destino (1862) y Don Carlos (1867), muestran una gran maestría en la caracterización musical y una mayor preponderancia del papel orquestal.

Aida (1871), también de este periodo y probablemente la ópera más popular de Verdi, fue un encargo del virrey de Egipto para celebrar la inauguración del Canal de Suez y su estreno se produjo en El Cairo. Tres años después Verdi compuso su obra no operística más importante el Réquiem (1874) para conmemorar la muerte del novelista italiano Alessandro Manzoni (aunque existía una versión del Libera me en memoria de Gioacchino Rossini, fallecido en 1868).

Entre las composiciones no operísticas de Verdi cabe citar la cantata dramática Inno delle nazioni (1862) y el Cuarteto para cuerda en mi menor (1873) así como un Te Deum, compuesto a los 85 años y otras obras religiosas.

Murió en Milán el 27 de enero de 1901.

Publicado en Biografías