Gravitación

La fuerza de atracción mutua que experimentan los cuerpos por el hecho de tener una masa determinada recibe el nombre de gravitación. La existencia de dicha fuerza fue establecida por el matemático y físico Ingles Isaac Newton en el siglo XVII, quien además desarrollo para su formulación el llamado calculo de fluxiones (lo que en la actualidad denominamos cálculo). La ley formulada por Newton, que recibe el nombre de ley de la gravitación universal.

Dicha ley afirma que la fuerza de atracción que experimentan dos cuerpos dotados de masa es directamente proporcional al producto de sus masas, e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa (ley de la inversa del cuadrado de la distancia).

La ley incluye una constante de proporcionalidad (G) que recibe el nombre de constante de la gravitación universal y cuyo valor determinado mediante experimentos cuidadosos, es de 6,670 – 10־¹¹ neutonios · m²/kg².

Aplicación de la teoría de la gravedad

La teoría de la gravedad y la descripción que ésta hace de los fenómenos gravitatorios es válida únicamente en el caso de campos gravitatorios débiles, tal como demostró A. Einstein con la formulación de su teoría de la relatividad.

Sin embargo, cabe señalar que en las situaciones de la vida cotidiana en los viajes de las sondas a través del sistema solar) bastan los cálculos realizados gracias a la teoría newtoniana para lograr resultados con les niveles de precisión deseados.

Publicado en Ciencias naturales y física