Habilidad para integrar el cambio tecnológico y de información

Muchas organizaciones modernas han desarrollado la habilidad para integrar el cambio tecnológico y de información. Sin embargo, la habilidad de muchas de ellas para acomodar, modificar y adaptarse al cambio social y cultural se ha retrasado debido a su mala adaptación para integrar el cambio tecnológico.

En realidad, así como sucedió con el uso de la computadora, en ocasiones el retraso cultural evita el uso idóneo de la nueva tecnología. En la figura a continuación se esquematiza lo anterior, considerando que existen dos tipos de fuerzas que influyen en cualquier proceso de cambio:

Fuerzas externas
Fuerzas internas

Son muchos los factores que afectan a una organización, por lo cual la mayoría cambian constantemente. Como mencionaban algunos expertos financieros, en México “el mercado financiero mundial es un casino”. Constantemente cambia y es imposible predecir qué puede presentarse el día de mañana.

Como se muestra en la siguiente figura, las fuerzas que ahí se presentan originan el cambio tanto dentro como fuera de la organización. Esta situación se podría comparar con nosotros mismos como seres humanos. Todos respondemos a estímulos externos que “infestan” el medio ambiente, tales como las inclemencias del tiempo, el programa de actividades que se debe cubrir en el día, etc. Así mismo, también se debe responder a estímulos internos tales como –según Maslow- la satisfacción de las necesidades fisiológicas y de seguridad, independientemente de las necesidades fisiológicas y de seguridad. Independientemente de las necesidades de orden superior : pertenencia, reconocimiento y autorrealización.

Las fuerzas externas tienen un gran efecto sobre el proceso de cambio en las organizaciones. Una particularidad de ellas es que la organización tiene poco o nulo control sobre ellas. Sin embargo, una organización debe depender e interactuar con su entorno si quiere sobrevivir.

Se podrían hacer un par de preguntas: ¿Por qué los dinosaurios no siguen existiendo? ¿Por qué minúsculos insectos como las cucarachas, existen aún? La diferencia es que los primeros no s e adaptaron a los cambios del medio ambiente y los segundos sí.

Fuerzas que impulsan el cambio

Los recursos físicos, financieros y humanos de la organización se obtienen del exterior, y los clientes de los productos y servicios de la organización también provienen de allá. Por tanto, todo lo que interfiera o modifique ese entorno puede afectar las operaciones de la organización y causar presión para el cambio.

Las fuerzas internas resultan de factores tales como los cambios en los objetivos de la organización, en las políticas administrativas, en las tecnologías y en las actitudes de los empleados. Cuando de la alta gerencia se deriva alguna decisión que modifique un plan preconcebido, ello modifica los demás departamentos de la organización.

Empresas como IBM, Apple, Xerox, Coca-Cola o Procter and Gamble (en el contexto internacional) o Bimbo, Cementos Mexicanos y Volkswagen (empresas mexicanas) han sabido adaptarse al cambio y son empresas exitosas. Por ejemplo Bimbo ha ingresado con gran éxito al mercado sudamericano.

Es muy probable, que esté revoloteando en tu cabeza una duda, pero ¿qué es el DO? Y, ¿para qué me sirve? A continuación se presentan algunos conceptos. Aunque, se puede decir que el desarrollo organizacional es una mezcla de ciencia y de arte. Siendo a la vez un área de acción social y una de investigación científica. ¿Un poco complicado? No, poco a poco lo irás comprendiendo mejor.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online