Hexacromía

Hablar de nuevas tecnologías normalmente nos obliga a pensar en nuevos equipos, computadoras, dispositivos de salida etc., y muchas veces nos olvidamos que también existen avances en las técnicas gracias a la investigación.

La impresión en offset de alta fidelidad es uno de esos casos, ya que no depende de un nuevo dispositivo, o de una nueva computadora; es el resultado de años de investigación en reproducción de color.

Por largo tiempo y desde la invención de la impresión offset en selección de color o cuatricrornía -CMYK-, la reproducción de color por este medio se ha visto limitada a lo que éste modelo de color nos puede dar, el cual está muy por debajo del espectro de color que puede percibir el ojo humano como se ilustra en el diagrama.

No obstante, las computadoras hoy en día pueden manipular las imágenes en RGB lo cual amplía el espectro de color, pero al ser éste un modelo de color de transmisión de luz y no de reflexión como es el caso de CMYK-, es imposible reproducir toda su gama en papel.

Las nuevas tendencias de impresión de alta fidelidad proponen al mismo modelo CMYK, pero con adición de nuevas tintas y nuevos pigmentos para las tintas hoy utilizadas: cian -C-, magenta -M-, amarillo – y – y negro – K-, lo que permite reproducir una gama más amplia de colores, con mayor brillantez y saturación.

Asimismo es necesario considerar que con el método tradicional de impresión en selección de color, sólo se puede reproducir cerca de un 45% de los colores contenidos en el Pantone color maiching guide que todos conocemos.

En la gama de opciones que los diferentes fabricantes proponen, mencionaremos en el presente artículo sólo las que nos parecen serios contendientes por su viabilidad y los resultados que han arrojado en otras partes del mundo.

En México, algunos impresores de renombre empiezan a hacer pruebas con estas nuevas técnicas, pero en nuestro país aún está por decidirse qué sistema usar.

Dupont fue el primero en introducir una técnica de impresión de alta fidelidad llamada HypercolorTM , la cual utiliza un segundo conjunto de tintas CMY – CMYK+CMY -que permiten ofrecer una mayor saturación en el color.

Otra propuesta la hace Lynotype Hell, ahora Heidelberg, con su HiFi Color 3000, el cual utiliza CMYK+RGB, que podría pensarse como la técnica más adecuada para reproducir tantos colores como los que el modelo RGB permite. Desafortunadamente no es así, ya que como habíamos mencionado antes, el modelo RGB es de color de transmisión, y por tanto requiere de una fuente de luz para representarse, y esto no es el caso del papel.

Así, las tintas R, G y B, no son más que otras tintas que permiten reproducir más y mejores colores. Pero desafortunadamente y gracias a la cantidad de tintas necesarias, -al igual que la propuesta de Dupont -, las técnicas se encarecen.

Un estudio realizado y publicado en Estados Unidos, dio como resultado que más de un 55% de las prensas de offset de formato grande instaladas en ese país, son de 5 o 6 colores, pero menos de un 2% son de 7 colores o más.

Otro contendiente, -y al parecer el más interesante de todos- es Pantone® con su Hexachrome®, quien ha demostrado ser, -al cabo de los años y desde su introducción en 1994-, una propuesta más viable para convertirse en la técnica más utilizada en offset de alta fidelidad en el mundo.

Hexachrome® utiliza versiones mejoradas de las tintas CMYK más anaranjado y verde -CMYK+OG-, y según Pantone@ este sistema puede reproducir el 90% de los colores contendidos en el Pantone® color matching guide que hoy conocemos.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado que el color corporativo de alguna firma, al quererlo reproducir en selección de color de 4 tintas cambia radicalmente?, esto sucede sobre todo en los anaranjados, marrones, verdes y algunos azules turquesa.

Pantone®Además del tan conocido y multicitado Pantone® – que conocemos-, Pantone® ha publicado el catálogo: Pantone Hexacrome, que contiene colores que se pueden reproducir en Hexacromía y que no encontraremos en ninguna otra guía de este tipo. Estas hemamientas abren un sinnúmero de posibilidades a los diseñadores, ya que podrán crear piezas enteramente diseñadas y pensadas para este nuevo sistema. El empaque es una de las especialidades de impresión que se puede ver muy beneficiado por este sistema.

Los fabricantes de productos de consumo, libran una guerra permanente por destacar en los anaqueles de las tiendas de autoservicio y por demostrar al consumidor, que su producto es de calidad. Sin damos cuenta, ésto se logra a través de la impresión de alta calidad y en este particular rubro, el precio no es algo tan sacrificado como en la impresión publicitaria y comercial, ya que hoy por hoy, los empaques de los productos que conocemos, se producen en 5, 6 Y más tintas.

Hexachrome® es más que un capricho caro para reproducir colores directos con procesos de separación. Hexachrome® mejora notablemente la capacidad de reproducción en offset y comercialmente, lo pone en un plano nunca antes visto.

La impresión de catálogos de arte, la reproducción de hiperrealismo, y en sí, cualquier fotografía buena adquiere matices, colorido y profundidad distinta al reproducirse en Hexachrome®.

Esta nueva técnica abre nuevas posibilidades a la industria de la impresión comercial en México y en el mundo, también se traduce en nuevos retos importantes para los impresores. La parte comercial, también tendrá que ser estructurada para poder comunicar al mercado, las bondades de este nuevo sistema, sin que la parte económica represente un obstáculo.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online