Historia del logotipo

Etimología de logotipo

Del griego logos (palabra discurso) y de tipos ( golpe que forme una impresión, como la que hace una cuña al estamparse sobre una moneda, acuñación) la palabra logotipo, pues, es un discurso cuajado, y constituye así una unidad informativa escrita, semánticamente completa, suficiente por sí misma.

De la necesidad de singularizar y de señalizar y hacer más memorizable la marca escrita (nombre), ésta adquiere una forma particular que la diferencia de la demás palabras.

Origen

El término logotipo procede de la tipografía (Palabra o discurso cuajado, es decir, estampado, impreso). Si el principio de la tipografía es, pues la combinación de caracteres sueltos, un sentido a la vez estético y funcionalista dio cabida a la formación tipográfica de letras enlazadas (ya no signos simples, sino parejas de signos), que en sí mismo constituían palabras o fragmentos de palabras.

Las letras enlazadas de la tipografía se asociaban al hábito de lectura caligráfica, imitando con sus trazos las ligazones y otros ornamentos de las escrituras manuales. Ello ponía de manifiesto el equilibrio, inestable, que esta permanentemente presente en la escritura, entre la mecanización de los tipos de imprenta (tipografía) y la libertad de los movimientos de la mano. (Caligrafía).

Son esas formas tipográficas breves enlazadas o logotipos 1o, que constituyen parejas de letras y son las que dieron origen al sentido que hoy damos al término y al objeto logotipo.

Publicado en Publicidad

Suscríbete:

who's online