Impresión del código de barras

Como el código de barras se lee con un scanner, cualquier desviación o grosor incorrecto de las barras o de los espacios puede ocasionar que no sea leído correctamente y originar así un sinfín de problemas con la lógica pérdida de tiempo y dinero.

Puntos que hay que tomar en cuenta para una óptima impresión:

El tamaño normal del código EAN-13 es de 26.3 mm de alto, y 37.3 mm de ancho; el EAN-8 requiere de 21.6 mm x 26.7 mm de alto.

El código puede reducirse un 20% o aumentarse un 100% En algunos productos, debido a su tamaño, se puede reducir o “truncar” la altura de las barras, pero la lectura se puede dificultar.

Hay que tomar en cuenta la forma en que reaccionará el material en el se imprime esta información. Si es muy absorbente, las barras se ensancharán por ganancia de punto, el tipo de tinta, la presión de los rodillos, la adhesión de la tinta, la estabilidad dimensional del material, etc.

En etiquetas hay que saber y contemplar el tiempo de vida del material, las reacciones del papel con la atmósfera, etc.

Los colores no legibles, o sea que no permiten una lectura de los datos, se pueden tomar del portal de internet de AMECOP. Hay que tomat en cuenta que el lector funciona con rayos infrarojos, por lo cual los colores que menos podrá leer son los rojos, naranjas y amarillos, mientras que los que detecta de una mejor manera son los azules, verdes y por supuesto el negro.

Fuente: Materia de Diseño de Envases y Embalajes de la Universidad de Londres

Publicado en Diseño de envases y embalajes

Suscríbete:

who's online