Incremento de las tasas de respuesta de las encuestas por correo

El error de ausencia de respuesta es siempre un problema potencial de las encuestas por correo. Es más probable que respondan los individuos que están interesados en el tema general de la encuesta, que los que tienen menos interés o experiencia.

Por tanto, las personas que sostienen posturas radicales sobre un tema están más dispuestos a responder que los individuos que son indiferentes al tema.

Para reducir al mínimo este sesgo, los investigadores han desarrollado varias técnicas para incrementar la tasa de respuesta entre las unidades de muestreo. Por ejemplo, casi todas las encuestas incluyen un sobre con el porte pagado, pues el hecho de obligar a los encuestados a pagar sus propios envíos postales reduce en forma sustancial la tasa de respuesta.

El diseño de cuestionarios atractivos y la redacción de las preguntas de tal manera que sean fáciles de entender ayuda también a garantizar una buena tasa de respuesta; sin embargo, se requieren esfuerzos especiales aun con los cuestionarios bien elaborados. Las siguientes secciones del tema analizan varios de estos esfuerzos.

Carta explicativa. La carta explicativa que acompaña al cuestionario o que está impresa en la primera página de la libreta del cuestionario es un medio importante para estimular al lector a completar y devolver el cuestionario. El primer párrafo de la carta debe explicar por qué es importante el estudio.

El argumento básico puede ser su utilidad social. Otros dos argumentos utilizados con frecuencia son pedir al encuestado que ayude al patrocinador (“¿Nos haría un favor?”) y el argumento que estimula el ego (“¡Sus opiniones son importantes!”) Es fundamental que usted exprese sus opiniones para que la compañía conozcan el tipo de productos y servicios que le gustaría tener a su disposición.

Las cartas explicativas aseguran que la información proporcionada será confidencial, indican que se incluye un sobre de respuesta con porte pagado, describen el incentivo como recompensa por la participación, explican que responder el cuestionario no será difícil y que sólo tomará poco tiempo, y describe cómo se seleccionó de manera científica a la persona para contar con su participación.

El dinero ayuda. La motivación del encuestado para devolver el cuestionario puede incrementarse al ofrecer incentivos monetarios o premios.

Aunque se han utilizado plumas, vales por mercancía, billetes de lotería y diversos premios, los incentivos monetarios parecen ser los más eficaces y los que originan menos sesgos. Aunque el dinero puede ser útil para todos los encuestados, su principal ventaja es que constituye una forma de llamar la atención.

Es quizá por esta razón que los incentivos monetarios funcionan en todas las categorías de ingresos. A menudo, las cartas explicativas tratan de aumentar las tasas de respuesta con mensajes como: “Sabemos que el billete (o la moneda) incluida no compensa su tiempo.

Es sólo una muestra de nuestro agradecimiento”. Las tasas de respuesta aumentan de manera drástica cuando el incentivo monetario tiene que ser enviado a una institución de caridad elegida por el encuestado y no directamente a éste.

Preguntas interesantes. El tema de la investigación no puede ser manipulado sin cambiar la definición del problema. No obstante, se pueden agregar ciertas preguntas interesantes al cuestionario, quizá al principio, para estimular el interés de los encuestados e inducir su cooperación.

Algunas preguntas de poco interés para los investigadores, pero que los encuestados desean responder, pueden motivar la respuesta de los encuestados que son indiferentes a la mayor parte de los cuestionarios.

Cartas de seguimiento. Cuando las respuestas de un primer envío de encuestas comienzan a llegar, la mayoría de los estudios utilizan las cartas de seguimiento, es decir, cartas o postales de recordatorio.

La carta de seguimiento solicita a los encuestados devolver el cuestionario porque una tasa de respuesta del 100% es importante para los propósitos de la encuesta.

Un seguimiento puede incluir un segundo cuestionario o simplemente sirve como un recordatorio para que los encuestados llenen el cuestionario que se envió por correo inicialmente.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online