Infección generalizada, Sepsis o Septicemia en el recién nacido

Es una importante causa de morbilidad y mortalidad. Es la invasión del torrente sanguíneo por bacterias y sus toxinas y por consiguiente provoca un cuadro de shock séptico.

Diagnóstico

Hemocultivo. No debe ser sangre del cordón sino de la zona periférica previamente desinfectada.

A veces también se hacen cultivos de orina, heces, incluso de líquido cefalorraquídeo para comprobar el alcance de la infección.

Manifestaciones clínicas

Los primeros síntomas son:

1) Hipo e hipertermia
2) Vómitos, diarrea, inapetencia Después los siguientes:
3) Alteraciones graves (mal funcionamiento circulatorio y a veces respiratorio, neurológico, etc.)
4) Piel pálida y cianótica
5) Estancamiento de peso y desnutrición

Tratamiento

1) Mejorar el estado general (temperatura y respiración)
2) Incubadora, aislamiento (postrados y desnudos para observarlos)
3) Alimentación según cuadro

poco grave: leche materna
si hay problemas: leche artificial
problemas de succión o deglución: sonda nasogástrica
intolerancia: líquidos vía parenteral

4) Exanguinotransfusión o recambio de sangre para limpiar las toxinas (si el hematocrito baja mucho)
5) Antibioterapia

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online