Kinesiología

La kinesiología se define como la ciencia del movimiento. La kinesiología estudia los aspectos anatómicos, fisiológicos, mecánicos, psicológicos y sociológicos del movimiento. 

Anteriormente el termino sólo se utilizaba para indicar el estudio de la anatomía del movimiento, por lo que sólo se consideraba como la anatomía aplicada, y los cursos que se impartían sobre el tema abarcaban el estudio de las acciones musculares involucradas en diversos movimientos simples y complejos. En ese entonces los análisis eran muy simples y estaban basados en una teoría fundada en la localización de los orígenes e inserciones de los músculos y como se acortan al contraerse. Esta teoría no tomaba en cuenta los efectos de las fuerzas externas que podían influir sobre los movimientos.

Actualmente los estudiosos de esta ciencia, nos ha hecho saber que para comprender el movimiento humano también es necesario conocer las distintas motivaciones y efectos de los movimientos del ser humano sobre la persona total, cuerpo (mecánica y fisiológicamente), sus emociones y sus concepciones acerca de sí mismo y de su medio.

La kinesiología es un tema muy importante para los profesores de educación física, las personas dedicadas a la medicina del deporte y la rehabilitación (entrenadores, médicos, terapeutas físicos, etc.).

Wells uno de mejores estudiosos de la kinesiología, ha señalado que la mayoría de los cursos de esta ciencia se basan en la biomecánica y en la anatomía muscoesquelética, y también incluyen algunas nociones de fisiología neuromuscular, aunque esta última generalmente se estudia con más detalle de manera aparte. En general la kinesiología se ha definido como la ciencia que comprende la anatomía, fisiología y mecánica aplicada al análisis del movimiento humano voluntario, lo que nos indica una interacción dinámica de las funciones del hueso, músculo, nervio y estructuras relacionadas con la ejecución de los movimientos voluntarios realizados por la acción de fuerzas internas o externas.

Actualmente los cursos de kinesiología estudian la estructura del cuerpo y sus mecanismos relacionados con el movimiento como las leyes físicas del universo que rigen la dinámica y que determinan de qué manera puede moverse o inmovilizarse el cuerpo. Estos cursos también incluyen conocimientos de fundamentos neuromusculares y la aplicación de las leyes físicas al movimiento humano y la anatomía.

Actualmente los análisis de la acción muscular no se apoyan sobre bases teóricas únicamente, los avances de la electrónica han originado los estudios electromiográficos y han clarificado la función muscular durante su ejecución de varios movimientos simples y de unas pocas habilidades motrices.

En general el movimiento es indicador de vida, y es comprobado que los niños crecen y se desarrollan plenamente mediante la realización d e una serie definida de movimientos y actividades cumplidas en determinados períodos; por medio del movimiento conocen y se adaptan progresivamente a su ambiente. El medio más eficaz para lograr el movimiento eficiente del adulto es establecer las bases en las etapas iniciales de la vida; el sistema neuromuscular sólo se forma por medio de la función , cuanto antes se desarrollen las pautas neuromusculares adecuadas, más coordinados, económicos y seguramente logrados serán los movimientos del adulto.

En la vida cotidiana el hombre se enfrenta a realizar muchas tareas cinéticas que implican destrezas del trabajo común, vocacionales y de recreación. El investigador Boer organizó esas tareas en cuatro tipos principales:

I.  Tareas de Sostén
II. Tareas de Suspensión
III.  Tareas de motricidad del cuerpo  en relación con los objetos
IV.  Tareas que implican la recepción de una fuerza.

El estudio de la kinesiología es muy complejo, porque implica una gran variedad de elementos, ya que las variadas tareas cinéticas implican que un gran número de músculos funcionen al unísono para mantener una posición o producir todo movimiento controlado y el intrincado mecanismo neuromuscular que los gobierna, además de que el organismo humano puede utilizar diferentes músculos en distintos momentos para lograr el mismo objetivo y disminuir el problema de la fatiga. El cuerpo es el único que posee un mecanismo innato que le permite controlar su posición y sus movimientos.

Publicado en Antropometría

Suscríbete:

who's online