La estructura de la ciencia. Ley

Yurén Camarena señala que la palabra ley proviene del griego nomos que significa mandato, imperativo. Las leyes son parte de la ciencia que se ocupa de relaciones constantes e invariables ante los hechos.

A este tipo de relaciones se les denomina leyes. Las leyes pueden establecerse a partir de la observación de un fenómeno que se presenta regularmente. Ejemplo de ellos son las leyes de Kepler que explican el porqué del movimiento de los cuerpos celestiales.

Las leyes se establecen una vez que una hipótesis ha sido comprobada. Así, una ley debe cumplir con las siguientes características:

a. La generalidad de algún aspecto. Esto significa que la ley debe considerar a todos los entes que integren el universo o fenómeno que se esté describiendo.

b. La confirmación empírica, ya sea mediante observación o experimentación en un grado que se considere satisfactorio.

c. La hipótesis debe haberse enunciado sobre un sistema (a esto se le llama encadenamiento de conocimientos) plenamente desarrollado.

Las leyes no son resultado de la vida cotidiana o del sentido común, pues como ya se citó anteriormente, deben confirmarse mediante observación, experimentación y desde el punto de vista formal, mediante la lógica y las matemáticas.

Las leyes que intervienen en la explicación son causales y por lo tanto contribuyen a la predicción de fenómenos.

Fuente: Teoría del conocimiento de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Teoría del conocimiento

Suscríbete:

who's online