La experimentación

La naturaleza de los experimentos

La mayoría de los estudiantes están familiarizad os con el concepto de la experimentación en las ciencias físicas. Cuando se menciona el término experimentación, evocamos comúnmente una imagen de un químico rodead o de tubos de ensayo burbujeantes y de mecheros Bunsen.

Los científicos que estudian la física y el comportamiento aventajan al común de quienes realizan un proyecto para una empresa, en cuanto al uso de la experimentación. Sin embargo, el propósito de la investigación experimental es el mismo.

La investigación experimental permite al investigador controlar la situación de investigación de tal manera que pueda evaluar las relaciones causales entre las variables. En un experimento, los eventos se pueden controlar en un grado imposible de lograr en una encuesta.

Cuando un investigador conduce un experimento, su meta consiste en determinar si el procedimiento experimental es la causa del efecto que se mide.

Si una nueva estrategia de mercadotecnia (por ejemplo, una nueva campaña publicitaria) se utiliza en un mercado de prueba y las ventas se incrementan subsecuentemente en ese mercado, pero no en los mercados donde no se empleó la nueva estrategia, el experimentador puede tener la seguridad de que la nueva estrategia causó el incremento en ventas.

Los experimentos difieren de otros métodos de investigación en el grado de control sobre la situación de experimentación.

En un experimento, una variable (la variable independiente) se manipula y se mide su efecto sobre otra variable (la variable dependiente), mientras que se eliminan o controlan otras variables que puedan confundir la relación. El experimentador crea una situación artificial o manipula en forma deliberada una circunstancia específica.

Por ejemplo, un famoso experimento de mercadotecnia investigó la influencia de la identificación de los nombres de marca en la percepción del sabor. El experimentador manipuló el consumo de cerveza en botellas con y sin etiqueta.

En la primera semana, a los sujetos se les proporcionó un paquete de seis cervezas en envases con etiquetas que mostraban sólo letras. A la semana siguiente, los sujetos recibieron otro paquete de seis cervezas con etiquetas de marca. Por tanto, nunca ocurrió la compra real en una tienda, pero los sujetos bebieron la cerveza en sus hogares durante sus momentos de descanso.

El experimentador midió las reacciones hacia las cervezas después de cada prueba. La cerveza era la misma en cada caso, así que las diferencias en la percepción del sabor se atribuyeron a la influencia de la etiqueta (marca).

Este ejemplo ilustra que una vez que el experimentador manipula la variable independiente, se miden los cambios ocurridos en la variable dependiente. La esencia de un experimento consiste en provocar una acción en un individuo y observar su reacción en condiciones que permitan medirla comparándola con una línea de base conocida.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online