La ilustración

Siglo de las Luces o Ilustración, término utilizado para describir las tendencias en el pensamiento y la literatura en Europa y en toda América durante el siglo XVIII previas a la Revolución Francesa. La frase fue empleada con mucha frecuencia por los propios escritores de este periodo, convencidos de que emergían de siglos de oscuridad e ignorancia a una nueva edad iluminada por la razón, la ciencia y el respeto a la humanidad. Los precursores de la Ilustración pueden remontarse al siglo XVII e incluso antes.

Abarcan las aportaciones de grandes racionalistas como René Descartes y Baruch Spinoza, los filósofos políticos Thomas Hobbes y John Locke y algunos pensadores escépticos galos de la categoría de Pierre Bayle o Jean Antoine Condorcet. No obstante, otra base importante fue la confianza engendrada por los nuevos descubrimientos en ciencia, y asimismo el espíritu de relativismo cultural fomentado por la exploración del mundo no conocido.

Los filósofos de la Ilustración son hombres combativos. Tienen un concepto de la historia y una idea del progreso. El hombre es un ser perfectible, capaz de progresar. Muestra de este progreso tangible son Galileo y Newton. Pero el progreso por medio de la razón no sólo implica una conquista material, sino también la posibilidad de conformar una sociedad perfecta. Para ello, es necesario desterrar la ignorancia, la intolerancia, la superstición y el absolutismo.

El afán de transformar a la sociedad lleva al barón de Montesquieu (1689-1755) en su libro El espíritu de las leyes a estudiar la ciencia política de las sociedades concretas de la historia. S

Juan Jacobo Rousseau, por su parte, establece su filosofía en El contrato social: el hombre es bueno por naturaleza, quien lo hace malo es la sociedad en la que vive. Promueve un ideal social, un retorno a la naturaleza. La sociedad que critica Rousseau es la sociedad en la que impera la pobreza, la desigualdad social, la falta de libertad individual y colectiva, el despotismo.

El autor es un hombre de la Ilustración y un precursor del Romanticismo: a veces, reacciona contra el racionalismo de su época; afirma que lo que ennoblece al ser humano “no es la razón, sino el sentimiento”. Busca las bases de una sociedad civil fundadas en las virtudes de los hombres y no en sus vicios.

En Inglaterra, John Locke (1632-1704) escribe Ensayos sobre el entendimiento humano y Pensamientos sobre educación. En el primero, plantea el problema del conocimiento: las ideas provienen de la experiencia.

En Francia, Voltaire (1694-1778) –cuyo nombre es Francisco María Arouet muestra un gran entusiasmo por los ideales de justicia e igualdad. Defiende la razón pública. Promueve la idea de una historia crítica.

Las ideas de la Ilustración dan sus frutos entre las clases ilustradas y populares, opositoras del régimen, de la monarquía absoluta por excelencia: la monarquía francesa llevada a sus extremos durante los reinados de los Luises. El mundo será testigo de la concreción de los ideales de la Ilustración y la Enciclopedia en dos grandes movimientos en ese mismo siglo: la independencia de las colonias inglesas y la Revolución Francesa. Ideales que tendrán una influencia determinante, a principios del siglo XIX, en la independencia de las colonia españolas en América.