La productividad, palanca de crecimiento y desarrollo

La productividad es la relación que existe entre la producción total y los insumos que utilizan para realizarla.

Es la relación que se da entre la cantidad de bienes y/o servicios producidos y la cantidad de insumos utilizados, la productividad es sinónimo de rendimiento.

Los factores que afectan a la productividad y por lo tanto también a la organización son los siguientes:

– Métodos y equipo
– Capacidad de los recursos humanos Los niveles de desempeño
– La tecnología
– La mala calidad

La productividad tiene un sentido físico y se relaciona con las tareas de producción, esta resulta de la aplicación al proceso productivo de los capitales y esfuerzos de la empresa y a lo cual se le denomina Tecnología.

La productividad económica se relaciona con la rentabilidad de la empresa, o sea la relación entre beneficios, capital invertido y el grado de ocupación total.

Para que una organización ocupe una buena parte del mercado debe contar con la suficiente productividad para abastecerlo y lo debe hacer con calidad en todo lo que brinde.

En la medida en que se genera una mayor productividad del personal dentro de las organizaciones, estas en consecuencia se vuelven más productivas a su vez, lo que al generalizarse a todas las organizaciones que conforman la planta productiva del país, provocan una mayor productividad nacional, generando con esto un mayor crecimiento y desarrollo, necesarios para lograr el bienestar social de la población.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online