La prueba de solicitudes de la efectividad publicitaria

La prueba de solicitudes es otro método para verificar los textos que pueden usarse para asegurar la eficiencia relativa de varios anuncios, exhibiéndolos en forma limitada, o para probar la reacción comparativa de una serie de anuncios.

El método empleado consiste en incluir en el anuncio el ofrecimiento de enviar algo al lector si éste escribe solicitándolo de ahí el nombre de prueba de solicitudes.

La oferta que estimula la solicitud puede hacerse incluyendo en el anuncio un cupón real que puede ser cortado y enviado por correo, colocando la oferta en una posición permanente en el encabezado o texto del anuncio, o por medio de una
“oferta disfrazada”, o sea, una oferta que se incluye en el cuerpo del texto sin destacarla en especial en el mismo, para que la oferta no sea notada por un lector casual, sino por quien lee cuidadosamente la mayor parte del texto.

Con frecuencia, para desanimar a los llamados profesionales en el envío de cupones, niños y aquellos que sólo se interesan en forma casual en el producto, la oferta puede requerir la remisión de una suma nominal de dinero junto con la solicitud.

Con la codificación de los cupones y anuncios en forma adecuada, el anunciante puede determinar cuál de los diferentes anuncios obtuvo las respuestas.

Si la prueba se usa para determinar la eficiencia relativa de una o más variaciones de un solo elemento de un anuncio, como lo son el encabezado o la ilustración, los demás elementos deben ser iguales en cada uno de los otros anuncios.

Publicado en Publicidad

Suscríbete:

who's online