Las compras

Para la realización de las compras se deben elaborar las políticas necesarias que faciliten el proceso de compra de los recursos que requiere la empresa para su funcionamiento, sobre todo para el caso de los insumos necesarios para la producción.

Se puede comprar, según más convenga a la empresa, de acuerdo con las siguientes políticas:

Producir o comprar. Es importante decidir si lo que se compra se puede producir dentro de la misma empresa.

Por lo general los proveedores suelen exigir precios demasiados altos; si se decide producir, bajan los costos, además de tener una oportunidad de vender el producto que se decidió producir.

También se puede presentar el caso: de estar produciendo alguna materia cuya compra abarataría los costos.

Para tomar la decisión de producir o comprar, se tienen que comparar constantemente los precios (sus variaciones) y la disponibilidad de los proveedores para entregar la compra.

Compras “al momento” o compras “para más adelante”. Si una empresa sigue una política de compras “al momento”, ordena pequeñas cantidades a intervalos frecuentes.

Las compras “para después” consisten en comprar cantidades mayores menos frecuentemente.

No se puede determinar exactamente la línea que separa una política de la otra; pero se tiende a seguir una, según los precios en el mercado.

Si los precios tienden a cambiar continuamente, la compra “al momento” probablemente minimizará el riesgo de pérdida, a través de la depreciación del inventario.

Por otro lado, si los precios tienden a ser estables durante periodos mayores, se tiende a hacer compras de cantidades mayores a intervalos más amplios.

Otro factor que afecta a la selección de estas dos políticas, es el capital invertido en el inventario.

En los últimos años, la tendencia se ha inclinado hacia las compras “al momento”, por que estas generan ahorros con respecto al espacio de almacén, los riesgos por desperdicio daño o robo de inventarios descienden y el resto del capital se puede destinar a otra área de la empresa.

Compras por contrato. Este tipo de adquisiciones de basa en un acuerdo con el proveedor, en donde se establece que este va a proveer de materiales durante un periodo determinado, a cuya finalización el contrato puede o no renovarse.

La ventaja de este acuerdo es la seguridad de que nunca va a faltar material y que se aprovecharan los precios bajos en el momento de la compra.

Para efectuar este tipo de compras es necesario pagar una gran cantidad del pedido por adelantado.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online