Las proporciones de la figura

El buen diseñador debe tener una sutil apreciación de las proporciones que le permita representar la figura bien proporcionada en todas sus partes; si la cabeza no está en relación con el cuerpo, los miembros son largos y grandes o alguna parte es desproporcionada, queda anulado todo el efecto del dibujo, aunque éste sea correcto en su expresión y bien resuelto técnicamente.

Como unidad de medida o módulo de proporción se adopta corrientemente la cabeza desde la parte superior del cráneo, sin considerar el cabello, hasta la base de la barbilla. La proporción media de una figura masculina son ocho cabezas, y de la femenina siete y media. En algunos dibujos de moda, para acentuar la altura y obtener una mayor impresión de esbeltez son utilizadas ocho y media, nueve y hasta diez cabezas.

Estas proporciones podrán ser simplificadas si se considera a la figura dividida en tres partes: la primera desde la parte superior de la cabeza a la cintura, la segunda desde ésta a la parte superior de las rodillas y la tercera partiendo de ésta hasta la planta de los pies.

La parte más ancha de la figura masculina son dos y media cabezas y dos en la femenina. La cabeza, desde la cima del cráneo sin incluir el pelo hasta la base de la barbilla o mentón, tiene su punto medio en la línea de los ojos. Dividiendo la altura de aquellas en tres partes, coincide una línea con la ceja y otra con la base de la nariz; ambas delimitan a las orejas en su altura. Dividiendo el ancho en cinco partes se observa que las líneas uno y dos, tres y cuatro marcan la situación de los ojos y la dos y t res la distancia entre ellos y ancho de la nariz.

1 y 2. División de la cabeza de frente y perfil. – 3. Divisiones de la cabeza en escorzo. – 4 y 5. Proporciones y medidas en centímetros de la figura masculina y femenina con altura de ocho cabezas. – 6. diferencia de proporciones en re lación con la edad. – 7 a 10. figuras con altura 7, 8, 9, y 10 cabezas.

Publicado en Antropometría

Suscríbete:

who's online