Lengua, Lenguaje y habla

La comunicación humana, y por tanto el lenguaje humano, además de ser simbólico, tiene la característica de poder manifestarse en forma oral o en forma escrita, aunque como usted se ha dado cuenta, usamos más la primera forma que la segunda; por eso la mayoría de las personas muestran más habilidad para expresarse de manera oral que escrita.

Y ello es natural, porque la lengua hablada se basa en apoyos extralingüísticos que permiten ahorrar palabras; por ejemplo, si decimos oralmente: ¡Mira! y con una seña de nuestra mano indicamos el lugar hacia donde deseamos que se mire, este recurso constituye un apoyo extralingüístico.

Algo que no tiene la lengua escrita que necesita mayor explicitación; por ejemplo, en el caso que mencionamos, se tendría que escribir: ¡Mira!, voltea hacia tu izquierda y ve qué está en la acera de enfrente.

El lenguaje es, pues, la capacidad que tenemos para comunicarnos por medio de símbolos, cualesquiera que éstos sean; por ejemplo: luces, movimientos, dibujos, gestos, etcétera.

Estos símbolos que trasmiten mensajes usted los conoce a través de las luces del semáforo, de los movimientos que hace con sus manos el agente de tránsito para dirigir a los conductores, en las expresiones de enojo o de alegría en el rostro, o bien en los dibujos que indican no estacionarse, no fumar, entre otros.

La lengua, por otra parte, es el sistema de símbolos (o conjunto de símbolos que se relacionan entre sí) que cada grupo humano tiene para comunicarse, como por ejemplo, nosotros formamos parte del grupo humano que habla la lengua española, pero como cada uno delos hablantes de este grupo le damos nuestro propio “toque” al usarla, aparece lo que se conoce como habla, que es el uso muy concreto e individual que cada uno de nosotros hacemos del sistema de símbolos llamado lengua.

Por esta diferencia entre lengua y habla, se afirma que hay tantas hablas como hablantes.