Leyes de mendel

Mendel realizó sus experimentos a partir de homocigotos, obteniendo por cruzamiento los híbridos de la primera generación filial F1 y con ellos la segunda generación F2. De la observación de los resultados extrajo una serie de conclusiones que se han denominado leyes de Mendel. La primera ley de Mendel es la ley de la uniformidad de los híbridos de la primera generación, según la cual del cruzamiento entre dos individuos de dos variedades puras resulta una generación filial F1 de híbridos.

Todos iguales, como resultado de la herencia dominante (en cuyo, caso los híbridos se parecen a uno de los progenitores) o bien de la herencia intermedia (los híbridos tienen un aspecto intermedio).

La segunda ley de Mendel es la ley de la segregación de los genes de un par de alelos, según la cual los dos genes que rigen cada carácter no se mezclan ni fusionan, sino que se segregan (separan) a la hora de formarse los gametos, teniendo cada gameto uno y sólo uno de los alelos diferentes.

Mendel formuló esta ley tras observar los resultados del cruzamiento de los individuos dela F1 comprobando que enla F2 aparecían las proporciones fenotípicas 3:1 ó 1:2:1, según se tratara de herencia dominante o de herencia intermedia, respectivamente.

También observó que, en la práctica, para averiguar el genotipo en un caso de dominancia se puede recurrir al retrocruzamiento, es decir el cruzamiento del individuo en cuestión con el homocigoto recesivo. Si el primero es homocigoto, todos los descendientes serán iguales a él; si es heterocigoto, resultará la proporción 1:1. `

La tercera ley de Mendel es la ley de la transmisión independiente de los caracteres, según la cual, los genes para diferentes caracteres hereditarios se transmitirían a la descendencia de forma independiente.

Mendel llego a esta conclusión cruzando dihíbridos, pero no se cumple en aquellos casos en los que dos o más pares de genes se localizan en el mismo par de cromosomas, ya que entonces se transmiten ligados, no pudiendo separarse ni recombinarse independientemente.

Ligamiento o linkage

Hay tipos de herencia en los que no hay segregación independiente. Muchos caracteres tienden a heredarse juntos y entonces se dice que están ligados, formando grupos de ligamiento cuyos genes están ligados entre sí en un grado distinto.

Entrecruzamiento o crossing – over

Durante el apareamiento meiótico los cromosomas experimentan entrecruzamiento y recombinación, dando como resultado un intercambio al azar de segmentos enteros de material cromosómico.

Puede haber varios intercambios en diferentes puntos del mismo cromosoma y cuanto más grande es la distancia entre dos genes del mismo cromosoma, mayores son las posibilidades de que lleguen segregarse por entrecruzamiento.

Herencia y sexo

La mayoría de los animales y los humanos poseen un par de cromosomas sexuales (los restantes cromosomas se denominan autosomas), que en las hembras son iguales (XX) y en los machos diferentes (XY), aunque existen muchas excepciones a esta norma (en ciertos insectos las hembras son XX y los machos sólo tienen un cromosoma X, son X0).

Los óvulos siempre tienen un cromosoma X, mientras que los machos producen en igual cantidad espermatozoides con el cromosoma X (que al fecundar el óvulo originarán hembras) y otros con el Y (que engendrarán machos),

La herencia ligada al sexo de caracteres como la hemofilia en el hombre responde a rasgos controlados por los genes localizados en el cromosoma sexual X, de modo que la transmisión está vinculada a la herencia del sexo de la descendencia.

En casi todos estos genes, es el alelo recesivo el que produce la condición anormal; por ello en el macho basta con la presencia de un alelo recesivo para que aparezca dicha condición: las hembras funcionan como portadoras de tales caracteres, mientras que éstos sólo se manifiestan en los descendientes masculinos, ya que los machos reciben su cromosoma X Siempre de la madre, nunca del padre.

Publicado en Ciencias naturales y física