Los sectores económicos

Los sectores económicos que conforman el funcionamiento una economía son el sector primario, secundario y terciario.

Las unidades productivas que conforman el sistema pueden clasificarse en tres grandes sectores:

I. Primarios o agropecuario, que comprende las siguientes actividades:

Agricultura. Cultivo de la tierra para obtener sus productos, los cuales se requieren para satisfacer las necesidades de la población.
Ganadería. Cría de animales (vacas, becerros, caballos, etc.) para su venta o autoconsumo.
Silvicultura. Se encarga de la explotación de los bosques para la obtención de maderas, resinas y otros productos.
Pesca. Se refiere a la extracción de las especies de mar, lagos, lagunas, las cuales se comercializarán.

II. Secundario o manufacturero. Comprende todas las actividades de producción de bienes tangibles de consumo final, intermedios y de capital; por ejemplo, fabricación de automóviles, las maquiladoras de ropa, procesamiento de alimentos, etcétera.

III. Terciario o de servicios. El cual abarca la generación de actividades cuyo producto no tiene expresión material; ejemplo de ellos son los servicios financieros, de educación, diversión, justicia, etcétera.

Estos sectores conforman el sistema económico de un país.

Cada país tiene sectores más desarrollados que otros, lo que determina el crecimiento económico de éste. Cuando los tres sectores funcionan plenamente se alcanza altos niveles de crecimiento, los cuales se ven reflejados en el PIB, niveles de empelo, salarios.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online