Malformaciones gastrointestinales del recién nacido

1) labio leporino

Es una fisura que se presenta en el labio superior y que puede ser unilateral (en un lado del labio) o bilateral (en ambos lados), y asociado al paladar hendido o no.

La incidencia es de 1 por cada 1000 nacidos vivos y es mas frecuente en varones. La causa no está clara, aunque todo apunta a una causa genética aunque a veces aparece sin que haya historial genético.

Se produce por un defecto en el proceso de fusión maxilar y premaxilar durante la quinta a octava semana de la vida intrauterina. Puede afectar también a los orificios nasales externos, al cartílago nasal, al tabique y las apófisis alveolares.

La reparación es quirúrgica.

Cuidados de Enfermería

1) Proporcionar alimentación; usar tetina especial.
2) Eructar frecuentemente (tendencia aumentada a tragar aire y a los vómitos reflejos).
3) Limpiar la hendidura con agua estéril (para prevenir la aparición de costras antes de la reparación).
4) Asistir a los padres: ayudarles a superar la pena de la pérdida del bebé idealizado. Animarles a verbalizar sus sentimientos sobre el defecto visible.

2) paladar hendido

Es una fisura que conecta las cavidades oral y nasal. La incidencia es de 1 por cada 2500 nacidos vivos y es mas frecuente en niñas.

El defecto se produce entre la semana septima y la doceava de gestación, y a menudo está acompañado de deformidad nasal y alteraciones dentales. El principal problema que presentan estos niños es la dificultad de succión y la aspiración.

Cuidados de Enfermería

1) Prevenir la aspiración/infección: colocar al niño boca abajo o sobre un lateral para facilitar el drenaje.
2) Aspirar la cavidad nasofaringea (para prevenir la aspiración o la obstrucción de las vías respiratorias).
3) Durante el período neonatal alimentar al niño en posición vertical con la cabeza y el pecho ligeramente inclinados hacia atrás (para ayudar a la deglución y evitar la aspiración).
4) Proporcionar la alimentación con una tetina especial que llena la hendidura y permite la succión.
5) Limpiar la boca con agua después de cada toma.
6) Eructar cada 30 gramos de alimento ingeridos (ya que traga mucho aire).
7) Espesar la toma para proporcinar más calorías y dibujar las pautas de ganancia de peso para valorar la adecuación de la dieta.

3) Onfalocele

1) Urgencia vital que requiere intervención quirúrgica.
2) Es una hernia grande en el hiato umbilical, que aparece como una tumoración redondeada.
3) El tamaño puede variar desde 2-3 cm hasta tan grande que se produce una salida del contenido abdominal (falta de músculo abdominal). Es una tumoración.
4) La membrana que recubre la tumoración intestinal se puede romper y conllevar riesgo de tipo infeccioso.
5) Es detectable ecográficamente.

Cuidados de Enfermería

1) Asepsia rigurosa; prevenir las infecciones.
2) Envolver la lesión (con gasas mojadas en suero fisiológico estéril) para que el neonato no pierda calor por esta gran superficie. Todo esto se hace si no está abierta. Prevenir los traumatismos del defecto.
3) Mantener la temperatura corporal (si la membrana está intacta, las gasas se impregnan en povidona yodada o en vaselina).
4) Vía endovenosa (normalmente en extremidades superiores). Se administra suero glucosado y albúmina para la hipovolemia, y antibióticos de amplio espectro.
5) Sonda nasogástrica
6) Posición elevada del tronco, para evitar que se comprometa la respiración por excesivo peso de la tumoración sobre el diafragma.
7) Vigilancia de signos de distrés respiratorio.

4) atresia ano-rectal

Consiste en una imperforación anal con formación de una ampolla rectal (que no comunica con el exterior, sino con un fondo ciego).

Hay tres modalidades:

a) existe membrana a nivel anal que impide la salida del meconio.
b) con comunicación de la ampolla rectal con la vejiga urinaria (fístula rectovesical).
c) con comunicación de la ampolla rectal con el aparato genital (vagina) (fístula rectovaginal en niñas).

En el caso a la reparación es a nivel del suelo pélvico. En los casos b y c es por encima de éste.

Cuidados de Enfermería

1) Venoclisis para reponer agua y electrolitos.
2) Dieta absoluta y sonda nasogástrica.

Hasta la intervención quirúrgica se le hace una colostomía de descarga en las formas graves.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online