Mamíferos acuáticos

Los mamíferos marinos son un grupo variado de aproximadamente 120 especies de mamíferos que se han adaptado a la vida en el mar o dependen de él para su alimentación. El término mamífero marino no designa a un conjunto taxonómico preciso. En este grupo se incluyen los cetáceos, los sirenios, los pinnipedos y algunas nutrias.

El oso polar, aunque no es un animal acuático, también se suele agrupar con los mamíferos marinos debido a que vive en los hielos marinos durante todo o la mayor parte del año y a su alto grado de adaptación a la vida en el mar. Alcanza hasta 400 kg de peso y 2.40 m de altura.

La ballena se alimentan de pequeños organismos, como krill, que atrapa con las láminas córneas de su mandíbula superior.

Cerebro de un delfín

Delfín: Vive en bandas y se alimenta de peces. Nutria: Se para apoyándose en su Cola. Come peces. Los reptiles son vertebrados de sangre fría con el cuerpo cubierto de escamas. Algunos de ellos son: Cocodrilo: Suele ser de color verde oscuro. Nada velozmente con la ayuda de su potente Cola y sus patas palmeadas. Se alimenta principalmente de peces, pero también come mamíferos y aves acuáticas. Hay Cocodrilos marinos, de río, de lago y de pantano.

Anatomía de un cocodrilo

Tortuga: Tiene el cuerpo encerrado en un caparazón óseo y escamoso. La tortuga laúd es la más grande de las tortugas marinas.

Los mamíferos marinos evolucionaron a partir de sus antecesores terrestres y adquirieron distintos rasgos para adaptarse a la vida en el mar, como un tamaño generalmente mayor, forma corporal hidrodinámica, modificaron apéndices y experimentaron adaptaciones termoregulatorias.

Las diferentes especies, sin embargo, se adaptaron a la vida marítima en distintos grados. Los más adaptados son los cetáceos y los sirenios, cuyo ciclo de vida discurre totalmente en el agua, mientras que los demás grupos pasan al menos algún tiempo en tierra.

A pesar de que los mamíferos marinos son una megafauna carismática y que cuenta con el apoyo de grupos ecologistas, muchas poblaciones son vulnerables o están en peligro de extinción debido a una larga historia de explotación comercial para obtener grasa, aceite, carne, marfil y piel. La mayor parte de las especies de mamíferos marinos se encuentran protegidas frente a la explotación comercial.

Publicado en Ciencias naturales y física