Maquinaria para la flexografía

Tipos de máquinas flexográficas

La Flexografia es un método directo de impresión rotativa que utiliza planchas elaboradas en sustratos de caucho o fotopolímeros.

Las Planchas se pegan a cilindros metálicos de diferente longitud de repite, entintados por un rodillo dosificador conformado por celdas, con o sin cuchilla dosificadora invertida (doctor blade) que lleva una tinta fluida de rápido secamiento a la plancha, para imprimir virtualmente sobre cualquier sustrato absorbente o no-absorbente.

Hay tres tipos de básicos de prensas para impresión flexográfica: Convencionales o de torre de cilindro de impresión central y prensas en línea.

Prensa convencional (Torre)

En la prensa convencional las estaciones de color individual están dispuestas o apiladas una encima de la otra, a uno o ambos lados de la estructura principal de la prensa.

Cada una de las estaciones de color es impulsada por una serie de engranajes soportados en la estructura de la prensa. Las prensas convencionales se fabrican desde uno hasta ocho estaciones de color, aunque la más común es las prensas de seis colores.

Hay tres ventajas principales en este tipo de prensa.

1. Es generalmente posible invertir la cinta de material para permitir que ambos lados de ella sena impresos durante un paso por la prensa.

Por medio de diferentes formas de ensarte de la cinta se logra que la tinta seque completamente antes de que el reverso sea impreso, siempre y cuando exista suficiente capacidad de secado en la distancia que separa las dos estaciones de color.

2. La accesibilidad a las estaciones de color, lo cual, facilita cambios, lavados.

3. La posibilidad de imprimir grandes repites.

La prensa convencional ha encontrado amplia aplicación y se ha usado para imprimir sobre casi todo tipo de sustrato. Sin embargo, tiene limitaciones para algunas aplicaciones como por ejemplo para impresión de sustratos extensibles o extremadamente delgados.

En estos casos la prensa convencional esta generalmente restringida a registros de color que no requieren precisiones mayores de 1/32 de pulgada.

Con materiales tales como papel, estructuras de películas laminadas y otros, los cuales pueden tolerar valores de tensión relativamente altos, la prensa convencional puede producir productos comerciales con registro aceptable en una forma muy eficiente.

prensa convencional

La prensa flexográfica tipo convencional

Se presta muy bien a otras aplicaciones específicas tales como impresión en línea con otro tipo de maquinaria. Estas pueden ser extrusoras, maquinas productoras de bolsas, cortadoras de hojas, laminadoras.

Con algunas estaciones de color de diseño especial, es posible obtener un registro de color de 360 en cada estación, al mismo tiempo que la opción de engranar y desengranar la unidad, independientemente de cada estación de tal forma que permita la resto de la maquina seguir operando normalmente.

La prensa convencional también se ha usado como maquina para aplicar recubrimiento y para teñido (coloreado total).

Puesto que cada estación de color es independiente de las otras, es fácil acoplar mecánicamente varias configuraciones de las partes de entintado y es posible cambiar la dirección de la cinta de sustrato para recubrirlo por inmersión o imprimir el recubrimiento en la forma usual.

Estas técnicas han sido aplicadas en la impresión de material “liner” para corrugados.

Fuente: Apuntes de Tecnología de los Sistemas de Impresión de la U de Londres.

Publicado en Tecnología de los Sistemas de Impresión

Suscríbete:

who's online