Maxïmilíano de Habsburgo

Archiduque austriaco y emperador de México  nacido en el palacio de Shöenbrunn, Cerca de Viena, el 6 de julio de 1832, hijo de los archiduques Francisco Carlos y Sofía. Estudió Con preceptores privados antes de ingresar a la marina austrohúngara, de la cual llegó a ser almirante y comandante en jefe. En 1857 se casó con Carlota Amalia, hija del rey Leopoldo de Bélgica. En 1861 un grupo de mexicanos exiliados en Europa, aconsejados por Napoleón III de Francia, le propuso la ‛‛Corona imperial” de México.

El 10 de abril de 1864 firmó el Tratado do de Miramón en el que aceptaba oficialmente convertirse en emperador de México; se embarcó con su esposa en la nave La Novara y arribó a Veracruz el 28 de mayo de 1864. El 11 de junio llegó a la Capital donde lo recibió la Regencia (integrada por un grupo de conservadores notables).

Durante su gobierno se enemistó con la iglesia y los sectores más reaccionarios porque no quiso abolir las leyes de Reforma.

Trató de pactar con Benito Juárez para pacificar el país, fue un gobernante popular e hizo, con su esposa, algunas. Obras de beneficencia pública y de interés científico, pero las fuerzas liberales y las numerosas guerrillas seguían en pie de lucha contra el ejército intervencionista francés.

En 1866 Napoleón III anunció su intención de retirar sus fuerzas de México. A medida que se marchaban los franceses, las tropas republicanas tomaban las poblaciones hasta cercar a las fuerzas conservadoras —ya sin el refuerzo francés— en Querétaro.

No obstante que la emperatriz Carlota había ido a Europa para conseguir ayuda, Maximiliano supo que no le quedaba más apoyo que el de los mexicanos conservadores y quiso abdicar, pero su madre le advirtió que eso era impropio de un Habsburgo.

Tras el sitio de Querétaro fue aprehendido por los liberales, juzgado y fusilado, en compañía de los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, en el cerro de Las Campanas el 19 de junio de 1867. Su cuerpo embalsamado Fue enviado a Austria a bordo de La Novara.