Medición directa e indirecta

Las mediciones se pueden clasificar en directas e indirectas. Cuando la medición es directa, el parámetro buscado es idéntico al parámetro que se mide, lo que se puede expresar así:

Y = a × x

donde Y es el parámetro buscado, X es el parámetro que se mide y a es la constante de multiplicación según la escala y el alcance del instrumento,

Ejemplos de este tipo de mediciones son: la medición de intensidad de corriente con un amperímetro, medición de la tensión con un voltímetro, etc.

Por lo general las mediciones directas son aquéllas en las cuales el instrumento indica directamente el valor de la magnitud medida.

En mediciones indirectas el parámetro buscado no está indicado por un instrumento sino que es función de otras magnitudes que se miden directamente.

El valor del parámetro buscado se obtiene resolviendo una ecuación que representa esta relación funcional, lo que se puede expresar de la manera siguiente:

Y = f ( X 1 , X 2 , X 3 ,…, X n -1, X n )

donde X1 a X2 representan los parámetros que se mid en directamente.

Ejemplo: Medir la inductancia L de una bobina cuya resistencia ,es R = 5.5 n.

Solución: Utilizando el método industrial de Joubert empleamos la fórmula:

En esta ecuación el parámetro buscado es L (en henrios o mili henrios) y los parámetros que se miden son U (en voltios), 1 (en a mperios) y f (en hercios), siendo R un valor constante y conocido. Resolviendo la ecuación obtenemos:

Los resultados de un proceso de medición nunca deben basarse en una medición única. El resultado final debe ser un promedio de varias mediciones; en consecuencia es obligatorio efectuar varias mediciones (tres como mínimo) de la misma magnitud, variando en cada medición los valores de los parámetros medidos.

Se utilizó el método voltiamperimétrico. Es obvio que la medición cuyo resultado es diferente es dudosa; por lo tanto se la descarta. El valor promedio de los tres resultados muy similares será el valor que consideramos como verdadero.

El proceso de medición tiene la finalidad de proporcionar una información. Esta se redacta en forma de un informe muy sintético y concreto. Es casi imposible prescribir la forma que debe tener un informe técnico sobre mediciones; cada laboratorio científico o docente y cada industria tienen sus propias normas.

Sin embargo, al realizarlo, es conveniente hacerlo siguiendo los 5 puntos siguientes, los cuales abarcan toda la información que se desea;

a) Qué se mide. – Objetivo, parámetro buscado,

b) Cómo se mide. – El método empleado, esquema de conexiones, parámetros medidos, fórmulas utilizadas.

c) Con qué se mide. – Instrumentos empleados, controles. fuentes,

d) Ejecución, – ‘Datos obtenidos y cálculos.

e) Evaluación y conclusiones,

Un informe debidamente hecho debe contener:

– la anotación de todo el procedimiento seguido durante el proceso de manera que cualquier persona capacitada pueda analizarlo nuevamente y en caso de necesidad repetirlo eo las mismas condiciones y con el mismo equipo y
– conclusiones expuestas con claridad de modo que cualquier persona aun sin ser especialista pueda entenderlas y utilizarlas.

Observación: Después de tomar una decisión con respecto al método a utilizar se hace el esquema de las conexiones correspondiente al método elegido. En éste deben figurar todos los instrumentos. aparatos y dispositivos que se van a utilizar.

Un esquema bien hecho, de trazos claros y con los símbolos aceptados. facilita su análisis y permite la ordenación de los instrumentos según la secuencia de lecturas. lo que ayuda a evitar errores durante las mediciones. Este esquema debe figurar en el informe.

Fuente: Apuntes de Metrología de la UNIDEG

Publicado en Metrología

Suscríbete:

who's online