Mesa redonda

Descripción. Consiste en una discusión ante un auditorio por un grupo seleccionado de personas (por lo general de 3 a 6) bajo un moderador. Se le puede describir como una discusión informal de comisión que escucha un auditorio. La forma de la discusión es la forma de conversación, no se le permite discursos ni los participantes ni al moderador.

Para que se puede elegir este método.

– Para crear una atmósfera informal a fin de comunicarse con el grupo.
– Para identificar el problema o los temas que se consideran y para explorarlos.
– Para facilitar al auditorio la comprensión de las partes integrantes de un problema (puede invitarse como auditorio a otro grupo de la escuela otra escuela, a un grupo de padres de familia, etc.)
– Para pesar las ventajas y desventajas de un curso.
– Para proporcionar hechos y opiniones sobre problemas y temas de discusión.
– Para motivar al grupo hacia el planeamiento o la acción constructivos.
– Para obligar a un grupo a enfrentar un problema o un tema polémico.

COMO EMPLEAR ESTA TECNICA

– Definir los objetivos de la reunión.
– Considerar los medios que pueden emplearse para este objetivo.
– Asegurarse de que el grupo ha seleccionado un tema significativo.
– Seleccionar cuidadosamente los integrantes de la mesa redonda.
– Deben elegirse personas interesadas en el tema.
– Elegir al presidente o moderador que goce del respeto de los integrantes de la mesa redonda.
– Elegir los integrantes de la mesa redonda y al moderador con bastante anticipación, para brindarles la oportunidad de que preparen y estudien bien el tema.
– Sentar a los integrantes de la mesa redonda alrededor de una mesa, de tal manera que puedan mirar y hablar entre sí, y a la vez ser vistos fácilmente por el auditorio.

El moderador deberá:

– Planear la reunión y tomar todas las medidas necesarias.
– Abrir la reunión y dar la bienvenida al grupo.
– Cerrar la reunión.
– El moderador puede ser reemplazado por el presidente.

El integrante deberá:

– Prepara el material y organizara las consideraciones sobre el tema de discusión.
– Dar ejemplo de pensamiento prudente, reflexivo y racional.
– Escuchar con atención los comentarios de los otros integrantes.
– Expresar los puntos de vista y sus ideas con energía, claridad y precisión.
– Esperar el momento oportuno para presentar los puntos de vista.
– Hablar solo del tópico del que se esta tratando.
– Tratar de que sus comentarios sean breves.
– Mantener la atmósfera de discusión en un tono informal y del tipo de conversación. Contribuir a la claridad y unidad de la discusión renunciando opiniones de los demás, disminuyendo las exageraciones y señalando la unanimidad cuando exista.

RECOMENDACIONES

– El éxito de esta técnica depende en gran parte del operador.
– La discusión no debe ser monopolizada por uno o dos miembros.
– Es necesario un planteamiento anterior a la reunión.
– No debe haber discusión sobre el tema (preliminar)
– Limite el tiempo, pero no sea muy exigente.

Fuente: Apunte de Comunicación Administrativa del Instituto Tecnológico de la Paz

Publicado en Comunicación administrativa

Suscríbete:

who's online