Métodos de evaluación de las alternativas de localización de la planta

Clasificación de los métodos

Una posible clasificación de los distintos métodos puede hacerse en función de la naturaleza de las técnicas empleadas en el análisis de localización, la cual podría ser:

Métodos exactos

Ofrecen una solución teóricamente óptima, aunque en realidad esto es imposible ésta seria en teoría, el tipo de técnicas que proporcionarían la mejor de todas las soluciones, para los datos considerados.

No obstante presentan desventajas; por un lado la modelización del problema puede requerir simplificar demasiado la realidad, lo cual limita en gran medida la validez de los resultados y de otro lado, la representación del problema puede hacer tan complejo el modelo, que no resulte técnicamente resoluble, o que requiera gran cantidad de cálculos y de tiempo que su costo se haga prohibitivo o no sea operativo.

Métodos heurísticos

Las instrucciones de resolución, o reglas empíricas, que permiten encontrar soluciones factibles (aunque no necesariamente óptimas) para los problemas, se conocen como heurística. Entre sus ventajas figuran la eficiencia y la capacidad de manejar los aspectos generales de un problema.

El procedimiento de búsqueda sistemática, utilizando el centro de gravedad de un área objetivo, es procedimiento heurístico típico.

Uno de los primeros procedimientos heurísticos empleados en la resolución de problemas de localización con computadora fue propuesto hace más de tres décadas para manejar varios cientos de posibles localizaciones de almacenes y varios miles de centro de demanda. En la actualidad disponemos de muchos modelos heurísticos para analizar gran variedad de situaciones.

Simulación

Se conoce como simulación una técnica de modelado que reproduce el comportamiento de un sistema. La simulación permite manipular ciertas variables y muestra los efectos de esas manipulaciones sobre las características de operación elegidas.

Los modelos de simulación permiten al analista evaluar diferentes alternativas de localización por medio de tanteos (ensayo y error). Del analista depende proponer las alternativas más razonables.

La simulación maneja visiones más realistas de un problema y hace que el analista participe en el proceso mismo de resolución.

Para cada intento, el analista indica qué instalaciones serán abiertas y el modelo simulador toma de ordinario las decisiones sobre asignación, basándose en las suposiciones razonables incluidas al escribir el programa de computación.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online