Minería

Minería, obtención selectiva de minerales y otros materiales (salvo materiales orgánicos de formación reciente) a partir de la corteza terrestre. La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad.

Casi desde el principio de la edad de piedra, hace 2,5 millones de años o más, ha venido siendo la principal fuente de materiales para la fabricación de herramientas.

Se puede decir que la minería surgió cuando los predecesores de los seres humanos empezaron a recuperar determinados tipos de rocas para tallarlas y fabricar herramientas.

Los métodos de minería se dividen en cuatro tipos básicos. En primer lugar, los materiales se pueden obtener en minas de superficie, explotaciones a cielo abierto u otras excavaciones abiertas.

Este grupo incluye la inmensa mayoría de las minas de todo el mundo. En segundo lugar, están las minas subterráneas, a las que se accede a través de galerías o túneles.

El tercer método es la recuperación de minerales y combustibles a través de pozos de perforación. Por último, está la minería submarina o dragado, que próximamente podría extenderse a la minería profunda de los oceános.

La obtención de minerales se logra a través de la explotación de yacimientos, vetas y filones.

En la actualidad, en nuestro país existe una gran variedad de minerales entre los que destacan: plata, plomo y cobre, localizados sobre todo en zonas montañosas; otros minerales importantes como el petróleo y el gas natural se extraen, en gran proporción, de la zona costera del Golfo de México.

Los minerales se clasifican en metálicos y no metálicos. Entre los metálicos están la plata, plomo, zinc, cobre, hierro y cadmio y entre los no metálicos el petróleo, el gas natural, el azufre, la sal y la fluorita. Nuestro país es un sobresaliente productor de petróleo y gas natural, que abastece a varios países pero principalmente a los Estados Unidos de América.

Publicado en Ciencias sociales y sociedad