Normatividad internacional sobre la elaboración de manuales

La globalización ha generado que en las organizaciones se instrumenten técnicas que permitan la competitividad; una de ellas es la normatividad internacional.

Sabemos que la aplicación de normas internacionales en las organizaciones excluye a muchas organizaciones debido a que las coloca fuera de competencia. A pesar de eso, el profesional en administración tiene que conocer los requisitos para lograr la aplicación de las normas.

Después de la Segunda Guerra Mundial se reunieron unos países para formar una institución internacional. Esta organización fue denominada Organización Internacional de Estandarización —usando las siglas ISO —, la cual fue fundada en 1946 con el propósito de crear y unificar un conjunto de normas orientadas a la manufactura, el comercio y las comunicaciones.

También algunos dicen que no fue de manera casual estas iniciales: ISO en griego significa igual.

“Casi todos los países industrializados del mundo están aplicando las normas ISO 9000 para demostrar al mundo el compromiso que han adquirido con la calidad en todos sus productos y servicios, y servirá de soporte para preparar su incursión en los mercados globales.”102

La comunidad europea, con el objeto de realizar una barrera para que ingrese el mercado estadounidense, creó la norma EFQM; Japón creó a su vez una norma que también hiciera competitivo sus productos y servicios estableciendo así una norma llamada GIS.

Lamentablemente, las micros, pequeñas, medianas y grandes empresas enfrentan demandas más exigentes de los clientes, quienes no dudan en buscar otras organizaciones si éstas no les satisfacen. El certificarse con la norma ISO ayuda a obtener más clientes que solicitan un servicio de calidad.

Por medio de la aplicación de la ISO 9001:2000, las organizaciones establecen un sistema de calidad. Las ventajas son: existen mejores documentaciones que garantizan las responsabilidades y actividades, fomenta la reducción de costos, puede usar el símbolo de registro de la organización certificadora, fomenta una actitud positiva de orden y limpieza, facilita la planeación de la organización y de la calidad, concientiza al personal para que se autoevalúe, existe un reconocimiento internacional, mejora los tiempos de entrega, etc.

Fuente: Apuntes de Administración IV del FCA de la UNAM

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online