Objetivos de la medición del trabajo

Los estándares de mano de obra son declaraciones sobre la cantidad de tiempo que debe ser empleada aceptablemente en la realización de una actividad específica a una tasa sostenida, con métodos establecidos en condiciones de trabajo normales.

Los estándares satisfacen las necesidades del trabajador, proporcionan una medida sobre la capacidad de la empresa para realizar la programación y facilitan el costeo de las operaciones.

La medición del trabajo se refiere a estimar la cantidad del tiempo del trabajador requerida para generar una unidad de resultado.

Generalmente, la meta final de la medición del trabajo es desarrollar estándares de mano de obra que se utilizarán para la planeación y control de las operaciones, consiguiendo así una elevada productividad de la mano de obra.

La medición del trabajo es el proceso de crear normas de trabajo basadas en la opinión de observadores capacitados. Frecuentemente, los gerentes usan métodos informales para establecer las normas de trabajo.

Pueden desarrollar estimaciones sencillas del tiempo que se requiere para las diferentes actividades o el número de empleados necesarios para realizar un trabajo, tomando como base la experiencia y el buen juicio.

Los sistemas que se usan para establecer estándares incluyen métodos históricos (cálculos sobre la experiencia), estudios de tiempos, estándares predeterminados de tiempos y muestreo de trabajo.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online