Observación directa

La observación directa genera un registro detallado de los eventos que se presentan o de lo que las personas hacen en realidad.

El observador desempeña un papel pasivo, es decir, no realiza ningún intento para controlar o manipular una situación, sino que simplemente registra lo que ocurre.

Muchos tipos de datos se obtienen con mayor exactitud a través de la observación directa que por medio de encuestas. Por ejemplo, los registros del conteo de tráfico y la observación de la dirección de los flujos del tráfico en un punto determinado.

Un ejemplo lo tenemos en el caso de los supermercados, de esta forma se ayuda a los gerentes a diseñar la distribución de la tienda que aumentará al máximo la exposición de los departamentos que venden productos que se adquieren de manera impulsiva.

Si se les pregunta directamente en una encuesta, la mayoría de los compradores no pueden describir con exactitud el tiempo que permanecen en cada departamento. Sin embargo, el método de observación logra esta tarea sin dificultad.

En el método de observación directa, los datos se obtienen a través del registro de eventos conforme éstos suceden. Un formato de registro ayuda a mantener la consistencia de las observaciones y garantiza el registro de toda la información relevante.

A un encuestado no se le pide que recuerde (quizá en forma inexacta) un evento después de que ocurrió; en vez de esto, la observación es instantánea.

En muchos casos, la observación directa es la única forma o la más específica de recopilar los datos. Tal como podría ser el caso de una verificación de precios de una tienda comparada con otra, los procesos de producción para un producto en comparación con otro, pero en diferente planta o de diferente fabricante. En otras situaciones, la observación es la técnica más barata.

Ciertos datos se obtienen con mayor rapidez o facilidad por medio de la observación directa que por otros métodos. El sexo, la raza y otras características del encuestado se observan a menudo a simple vista. Las personas con exceso de peso se pueden seleccionar al observar a los peatones, eliminando así muchas entrevistas inútiles.

El registro del tiempo de decisión necesario para tomar una opción entre dos alternativas es una tarea relativamente sencilla y discreta que se puede efectuar a través de la observación directa.

El término latencia de la respuesta se refiere al registro del tiempo para tomar una opción como una medida del grado de preferencia entre dos alternativas. Se ha sugerido la hipótesis que mientras más tiempo tarde un individuo en tomar una opción entre dos alternativas, éstas están más próximas en términos de preferencia.

Sin embargo, se supone que una decisión rápida indica que la distancia psicológica entre las alternativas es considerable. La medida de la latencia de la respuesta aumenta en popularidad ahora que los métodos de recopilación de datos asistidos por computadora se vuelven más comunes (porque la computadora tiene la capacidad de registrar los tiempos para la toma de una decisión).

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online