Parábola

La parábola consiste en la narración de un suceso fingido del que se deduce, por comparación o semejanza:

– Una verdad importante
– Una enseñanza moral
– Una norma de conducta

La parábola es una muestra depurada del sentido figurado, pues contiene en sí una comparación prolongada entre lo que se dice y lo que se debe deducir de la conducta de los hombres.

El Nuevo Testamento ostenta las mejores parábolas; en ellas se aprecia cómo el desempeño moral corre a cargo de personas y no de animales.

Inicialmente se consideró como ejemplo una anécdota intercalada en medio de los sermones medievales; pero después se convirtió en:

La relación de un hecho que se propone para que se imite o para que se repudie.

Como producto literario de autores cultivados

El cuento, al salir de la pluma de un autor reconocido, no pretende, primordialmente, explica los fenómenos de la naturaleza, sino más bien pintar un ambiente determinado, retratar diversos tipos humanos, criticar gobiernos y costumbres, provocar en el lector variados estados d ánimo.

En fin, demostrar adelanto cultural y, por ende, capacidad para la comprensión, el análisis y el disfrute de la historia como obra de arte.

No obstante, el autor cultivado no desdeña el acervo de los cuentos tradicionales, antes bien, lo retoma escribiendo versiones novedosas modificadas por enfoques no contemplados antes.

Cuentos religiosos, mágicos y maravillosos (poblado por hadas y genios) transitaron desde remota antigüedades para ser enriquecidos por La Fon taine, Andersen o los hermanos Grimm.

También el cine y la televisión, con Walt Disfiey; cabeza, los refundieron sin que variara la historia sustancial.

Las variantes más importantes de este tipo de cuento son el cuento corto, el microcuento y la anécdota.

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online