Perspectivas de la ciencia económica

La ciencia económica se puede analizar desde dos perspectivas:

1. Economía positiva. Se ocupa de las explicaciones objetivas o científicas sobre el funcionamiento de un sistema económico.

Este tipo de economía se apoya de la economía descriptiva, que observa y describe de manera sistemática el comportamiento de los agentes económicos, sus relaciones y hechos.

También se apoya de la teoría económica que, por medio del análisis de los hechos económicos, permite formular leyes, teorías y modelos.

2. Economía normativa: Ofrece prescripciones basadas en juicios de valor personal para un sistema económico.

Para el estudio de la economía se consideran dos enfoques, los cuales son:

Ortodoxo

– El principio de optimización asume que los agentes son racionales, es decir que maximizan su bienestar o utilidades con base en la información y conocimiento del mercado.

Utilizan métodos matemáticos.

– En el principio de equilibrio existen los mecanismos de ajustes para determinar los precios de equilibrio, satisfaciendo a los demandantes y ofertantes.

No hay excedentes en el mercado.

Competencia perfecta.

Libre movilidad de recursos (trabajo, capital, tecnología, conocimientos).

Heterodoxo

– El comportamiento de los individuos es la razón limitada porque sus decisiones se crean en forma lógica y coherente.

– Matemáticamente se apoya en la probabilidad y en la teoría de los juegos.

– Por su naturaleza el comportamiento del mercado es incierto. Por lo tanto, la toma de las decisiones se da bajo un esquema de incertidumbre.

– No existe la competencia perfecta.

– La competencia real comprende un proceso permanente de cambio para lograr horizontes superiores y complejos para organizar la producción y su distribución.

– Continuamente se da la lucha de precios, calidad y diferenciación producto para conservar el mercado o aumentarlo.

Ambos enfoques toman conceptos básicos de la economía como los siguientes:

La escasez que se define como el carácter limitado de los recursos de la sociedad, pues tanto en las definiciones que se vieron al principio como en los dos enfoques anteriores se habla de una eficiencia para que la sociedad aproveche de la mejor manera posible sus recursos escasos.

Este aprovechamiento se debe proporcionar en forma equitativa entre los miembros de la sociedad y obtener así una prosperidad económica. Lo anterior se basa en el costo de oportunidad, que posee la familia, la empresa y el gobierno con base en las prioridades de cada uno de los agentes económicos.

Lo anterior se basa en las preguntas básicas que contesta cada uno de los agentes económicos (familia, empresa, gobierno; éstos los explicaremos más adelante).

Estas preguntas son ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Cuánto?, ¿Para quién?; ellas continuamente hacen que los productores, las empresas y las instituciones de gobierno, con base en los recursos que tienen, satisfagan las necesidades de los consumidores; en cambio, los cuestionamientos de ellos son: ¿Qué?, ¿Cuánto?, ¿A qué?, ¿A quién y dónde?.

Las primeras interrogantes las contestan con base en los bienes, productos o servicios que satisfagan sus necesidades; en la siguiente deben de tomar el precio del bien y compararlo con su nivel de ingresos o de renta; finalmente, las respuestas de las últimas dos escogen al ofertante que se adecue a su nivel de ingreso y a la satisfacción de las necesidades del demandante o consumidor.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online