Por estimación de cuentas de cobro dudoso

La cuenta de clientes constituye el valor que los clientes deben por concepto de ventas a crédito. No es correcto que el valor total aparezca como activo en el Balance General, pues no todas las cuentas se llegan a cobrar totalmente, debido a diferentes causas, por ejemplo, fallecimiento de clientes, cambios de domicilio, quiebras, incendio, etcétera.

Es necesario estimar como incobrable una parte del saldo de la cuenta de clientes; de no hacerlo tendríamos que aplicar en ciertos ejercicios pérdidas por cuentas incobrables correspondientes a otros ejercicios, lo que originaría que algunos ejercicios expresaran utilidades superiores a las reales y otros inferiores a las verdaderas.

Existen varios procedimientos para determinar la estimación de cuentas incobrables (de difícil cobro o de cobro dudoso), por ejemplo:

– Porcentaje sobre el saldo de la cuenta de clientes: Consiste en dividir el valor de las pérdidas sufridas por créditos incobrables en los últimos ejercicios (pueden tomarse a partir de los cinco años recientes) entre el valor de los saldos de la cuenta de clientes de esos mismos periodos y multiplicar, después, el porcentaje que resulte por el valor del saldo de la cuenta de clientes del ejercicio en el cual se va a calcular la estimación de créditos incobrables.

– Porcentaje sobre ventas: Consiste en dividir el valor de las pérdidas sufridas por créditos incobrables durante los últimos ejercicios entre el valor de las ventas de esos mismos periodos y multiplicar, después, el porcentaje resultante por el valor de las ventas del ejercicio en el cual se va a calcular la estimación por créditos incobrables.

– Porcentaje sobre cada saldo de cobro dudoso: Consiste en examinar cuenta por cuenta para conocer tanto el tiempo que tienen de vencidas como los antecedentes de los clientes y, de acuerdo con el grado de riesgo, aplicar en cada caso un tanto por ciento de pérdida probable.

Fuente: Contaduría Básica I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Contabilidad

Suscríbete:

who's online