Pregunta de opción múltiple

La pregunta de opción múltiple permite que el entrevistado proporcione múltiples respuestas a una sola pregunta. El entrevistado indica experiencias pasadas, preferencias y aspectos similares con sólo marcar las partidas.

En muchos casos, las opciones son adjetivos que describen un objeto en particular. Una pregunta de opción múltiple típica es:

Favor de marcar con una “x” las fuentes de información sobre inversiones que utiliza en forma regular, en caso de que emplee alguna.

– Asesoría personal de su(s) corredor(es)
– Boletines informativos de la bolsa
– Informes de investigación de la bolsa
– Servicio(s) de asesoría para inversiones
– Conversaciones con otros inversionistas
– Estudios e intuición propios
– Ninguna de estas fuentes
– Otras (favor de especificar) _________________________________

Un problema importante al crear alternativas dicotómicas o de opción múltiple es el marco de las alternativas de respuesta. No debe existir superposición entre las categorías.

Cada alternativa debe ser mutuamente excluyente; es decir, sólo una dimensión de una partida deberá relacionarse con es a alternativa.

La siguiente lista de grupos de ingreso ilustra un error común:

Menos de $15 000
$15 000- 30 000
$30000 -55000
$55000 -70000
Más de $70 000

¿Cuántas personas que tienen un ingreso de $ 30, 000 estarán en el segundo grupo y cuántas estarán en el tercero? No sabemos la respuesta. Las alternativas agrupadas sin un análisis previo reducen la precisión.

Pocas personas aceptan estar en la categoría más baja. Incluir una categoría más baja que las respuestas esperadas a menudo ayudan a eliminar los prejuicios potenciales que surgen porque los entrevistados evitan una categoría extrema.

Es obvio que si el investigador no está consciente de la respuesta potencial a una pregunta, no pueden utilizarse preguntas cerradas. Si el investigador supone cuáles pueden ser las respuestas pero en realidad se equivoca, no podrá conocer el grado de error en la suposición.

Las alternativas no anticipadas surgen cuando los entrevistados piensan que las respuestas cerradas no reflejan sus sentimientos de manera adecuada. Quizá hagan comentarios al entrevistador o escriban respuestas adicionales en el cuestionario por correo, indicando que la investigación exploratoria no produjo una serie completa de respuestas.

Ante este hecho, podemos hacer muy poco para corregir una pregunta cerrada a la que le faltan algunas alternativas; por consiguiente, la investigación puede beneficiarse con el tiempo invertido en la realización de la investigación exploratoria con preguntas de respuestas abiertas para identificar las alternativas más probables antes de redactar un cuestionario descriptivo.

El investigador debe asegurarse de que existan suficientes opciones de respuesta a fin de incluir casi todas las respuestas posibles.

Es probable que los entrevistados marquen alternativas obvias, como el precio o la duración, si no encuentran opciones individuales para responder una pregunta.

De modo que una pregunta cerrada puede hacer que los entrevistados marquen una respuesta que no sea verdadera, pero tal vez sea más popular o socialmente aceptable.

En lugar de aceptar su desconocimiento en la elección de un producto determinado, pueden seleccionar una alternativa entre las que se presentan o, por comodidad, pueden seleccionar una alternativa en lugar de pensar en la respuesta más apropiada.

La mayor parte de los cuestionarios combinan preguntas abiertas y cerradas. Como ya estudiamos, cada forma ofrece beneficios únicos. Además, un cambio en el ritmo evita que los entrevistados se sientan aburridos y cansados.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online