Procesos de medida

El proceso de la medida se basa en la comparación de una magnitud con otra de la misma especie que se toma como patrón o unidad. Los procesos de medida pueden realizarse en la física de dos modos; mediante la comparación directa con el patrón empleado (medida directa), o por aplicación directa de una teoría midiendo directamente un valor a partir del cual se puede deducir el valor de la magnitud buscada por medio de la aplicación de la ley (media indirecta).

Un ejemplo del primer tipo lo constituye la determinación de la longitud de un objeto mediante el empleo de una cinta métrica, mientras que la determinación de la intensidad de la corriente que pasa por un circuito, a partir de la desviación que ésta origina en un imán suspendido libremente sobre ella, es un ejemplo del segundo método.

A pesar de existir diversos sistemas de unidades, en física se emplea el llamado sistema internacional (S. I.). Dicho sistema considera siete unidades básicas, que son: para la longitud el metro, para la masa el kilogramo, para el tiempo el segundo, para la intensidad de corriente eléctrica el amperio, para la temperatura el grado Kelvin o absoluto, para la intensidad luminosa la candela o bujía nueva y para la cantidad de materia el mol.

Asimismo, dicho sistema acepta una serie de unidades derivadas de las básicas que reciben un nombre propio, como por ejemplo la energía, cuya unidad es el julio (neutono · metro), o la fuerza, cuya unidad es el neutonio (kilogramo · metro/segundo²).

Publicado en Ciencias naturales y física