Propiedades de los materiales ferromagnéticos

Cuando se sitúa una sustancia, ferromagnética no imantada en el seno de un campo magnético que se invierte constantemente, la sustancia recorre muchos ciclos magnéticos en un segundo.

En esta situación el campo magnético inducido en ella queda rezagado respecto del campo magnético inductor, fenómeno que recibe el nombre de histéresis. La representación grafica de este fenómeno recibe el nombre de ciclo de histéresis y permite establecer algunas propiedades de los, materiales ferromagnéticos.

Cuando el material esta magnéticamente saturado, la fuerza del campo magnético en el punto en que el ciclo de histéresis aorta al campo magnético inducido recibe el nombre de remanencia, que expresa la intensidad del magnetismo residual.

Asimismo, la coercitividad o fuerza coercitiva representa la intensidad del campo magnetizador necesario para eliminar completamente el campo remanente, por lo que brinda una idea de la capacidad del material para conservar el magnetismo adquirido.

Los materiales magnéticos duros presentan una coercitividad más elevada, por lo que son más adecuados para la construcción de imanes permanentes, mientras que los suaves se usan en dispositivos tales como los electroimanes.

El electroimán se compone de un núcleo de hierro dulce envuelto por un solenoide.

Cuando la corriente circula por el solenoide aparece un campo magnético muy intense en el núcleo que desaparece cuando se aorta el paso de la corriente. Asimismo, los materiales magnéticos suaves se emplean también como núcleos de transformadores, ya que en ellos el campo magnético debe invertirse muchas veces por segundo.

Publicado en Ciencias naturales y física