Proposiciones y sugerencias para evitar la contaminación visual

El exceso y desorden de la información gráfica en las calles de una ciudad provoca una anarquía visual que puede ser contrarrestada si se consideran los siguientes principios elementales:

1. Objetivo general. Plantear el reordenamiento de los elementos gráficos urbanos. dándole prioridad a aquellos elementos que controlan el funcionamiento urbano (sistemas de señalización) y simplificación de la información de todos los demás tipos de índole particular o municipal.

2. Adaptación de los gráficos al contexto urbano, arquitectónico y cultural.

3. Control cromático de los colores utilizados, con base en los acuerdos convencionales a nivel internacional: rojo: prohibición y peligro; amarillo prevención; azul señalamientos de lugares y servicios;

4. Colocación de anuncios y carteleras en forma adecuada (ver punto. a y b siguientes).

5. Establecer normas para escoger los lugares adecuados en donde deban colocarse los gráficos de acuerdo con su función, y aplicar los principios básicos de visibilidad para automovilistas y peatones.

6. Eliminación de gráficos que no cumplan con las especificaciones básicas de la comunicación visual.

7. Por último, es imperante la creación de organismos estatales que regulen y controlen todo lo referente al uso o diseño de gráficos urbanos, industriales y comerciales, como los de Europa (DIN) o en los países de Norteamérica (AlGA).

Las soluciones que se establezcan serán de tipo convencional algunas veces. y otras deberán adaptarse a lo s reglamentos del ICOMOS (Consejo
Internacional de Monumentos y Sitios).

a) Todos los elementos gráficos de carácter publicitario no deben ir sobre los edificios, sino en elementos especiales diseñados para tal efecto.

b) Cualquier elemento portador de anuncios o carteles debe integrarse al contexto urbano de acuerdo con el estilo de la época dominante en el lugar.

c) El tamaño de las carteleras debe estar sujeto a las siguientes medidas planteadas sobre la base de la escala humana:

– Carteleras para automovilista: Alto 2.80 m Ancho 1.80 m Grosor 0.60 m
– Carteleras para peatones: Alto 2.26 m Ancho 1.80 m Grosor 0.60 m

Para las medidas de las carteleras o porta señales, se ha tomado como base el módulo que ocupa un cartel estándar de 43 x 56 cm.

d) Señalamientos Municipales. Éstos pueden o no integrarse a los edificios. todo dependerá de un criterio muy particular en cada caso. En caso de hacerla, deberán quedar sujetos a las disposiciones establecidas para estos casos por el ICOMOS.

Si no llegan a integrarse a los edificios, los señalamientos deberán colocarse de acuerdo con las normas indicadas en el inciso anterior.

Fuente: Apunte de Diseño de Sistemas de Señalización y Señalética de la U de Londres.

Publicado en Señalización y señalética

Suscríbete:

who's online