Punto de reorden

También conocido como sistema de revisión continua o sistema de punto de reorden. En éste se realiza un rastreo del inventario restante de un artículo cada vez que se hace algún retiro, con la finalidad de saber si es necesario realizar otro pedido.

Su razonamiento es que, como transcurre algún tiempo antes de recibirse el inventario ordenado, debe hacerse el pedido antes de que se agote el presente inventario, considerando el número de días necesarios para que el proveedor reciba y procese la solicitud, así como el tiempo en que los artículos estarán en transito.

El punto de reorden se acostumbra a manejar en las empresas industriales y consiste en la existencia de una señal al departamento encargado de colocar los pedidos, indicando que las existencias de determinado material o artículo han llegado a cierto nivel y que debe hacerse un nuevo pedido.

Existen muchas formas de marcar el punto de reorden, que van desde una señal, papel, una requisición colocada en los casilleros de existencias o en pilas de costales, etc., indicando que debe hacerse un nuevo pedido, hasta las formas más sofisticadas como son el llevarlo por programas de computadora y sistemas de tecnología de información desarrollados en conjunto con los proveedores.

Para que este sistema funcione, es necesario que se establezcan los niveles máximos y mínimos de inventario de cada artículo, tomando en cuenta el inventario de seguridad, que es el nivel básico de inventario con el que la empresa debe contar en cualquier momento y que le permite no tener costos de oportunidad, que son aquellos en los que incurre por no contar con existencias de cierto material en el momento que se requieren.

Podemos definir el punto de reorden como el nivel de inventario que determina el momento en que se debe colocar una orden, y su fórmula es la siguiente:

Punto de reorden = plazo de tiempo en semanas X consumo semanal.

Fuente: Apuntes de Operaciones de la FCA de la Unam

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online