Reglas generales de acentuación

El acento puede ser de dos clases:
Acento prosódico: Es la mayor intensidad de la voz con que se pronuncia una sílaba.
Acento gráfico: Es la pequeña raya oblicua [ á ] que se coloca sobre una vocal en la sílaba tónica. También se le llama acento ortográfico o tilde.
Acentuación de palabras agudas
Las palabras agudas sólo llevan acento gráfico cuando terminan en: “n”, “s” o “vocal”.

Ejemplos:

al – ma – cén Palabra aguda: por terminar en N, sí se acentúa gráficamente: almacén
qui – zás Palabra aguda: por terminar en S, sí se acentúa gráficamente: quizás
ca – fé Palabra aguda: por terminar en E [VOCAL] sí se acentúa gráficamente: café

Las palabras graves o llanas se acentúan en forma gráfica cuando terminan en cualquier letra, menos “n”, “s” o vocal.

Ejemplos:

a – zú – car Palabra grave: por terminar en cualquier letra que no sea “n”, “s” o vocal sí se acentúa gráficamente: azúcar.

cár – cel Palabra grave: por terminar en cualquier letra que no sea “n”, “s” o vocal sí se acentúa gráficamente: cárcel.

Casos especiales de acentuación

Algunas palabras se acentúan, por razones distintas a las que se han estudiado hasta ahora; son casos especiales de acentuación que es necesario conocer.

Las palabras monosílabas (de una sílaba) NO llevan acento ortográfico, cuando cumplen una sola función y, por ello, no se tienen que diferenciar de otras.

Ejemplos:

fe tras fue
luz fin vio
pan dio fui