Relación y repercusión de los costos con la producción

En la operación de la organización, deben establecerse programas de trabajo que son medios de control operativo en el que se especifiquen las actividades o tareas que se deben realizar, así como el momento preciso en el que se deben llevar a cabo. La programación de estas tareas esta formada por tres elementos:

1) Asignación
2) Secuenciación
3) Temporalización

En la asignación se debe definir a cada una de las personas o grupos de trabajo encargadas de llevar a cabo las tareas encomendadas. La secuenciación es la parte más delicada de la programación, debido a que es más laborioso determinar de manera previa los tiempos de todas las operaciones que van a ser ejecutadas. La secuenciación tiene como objetivo principal reducir los tiempos, las fallas y los costos en la operación.

En la temporalización deben definirse las fechas y momentos de inicio, así como los momentos en que deberá culminarse una tarea; para la terporalización es necesario tener bien establecidas las tareas incluyendo el flujo en el que se llevarán a cabo, y así poder establecer los tiempos de cada operación que se realizará.

Es importante que una vez realizadas estas tres etapas, los directivos gestionen los avances y el alcance de los controles establecidos para llevar a cabo las correcciones pertinentes. La información es el elemento más significativo en el proceso de control de gestión debido a que debe ser el sustento para llevar a cabo un diagnostico, así como las correcciones que sean necesarias.

Dentro de los controles operativos encontramos los estándares que son una herramienta importante para comparar los resultados y medir la eficiencia y el desempeño de la organización.

Fuente: Apuntes de Costos y presupuestos de la FCA de la UNAM

Publicado en Costos y presupuestos

Suscríbete:

who's online