Relaciones y ambiente de trabajo

El ambiente de trabajo es de gran importancia para el desarrollo de la empresa, e involucra una serie de aspectos de gran importancia, como son:

a) La motivación
b) La comunicación
c) El trabajo en equipo
d) La calidad personal y de vida de todos los miembros de la organización.

Éstos, entre otros, son elementos indispensables de considerar, para contribuir a establecer un clima organizacional adecuado, el cual repercute fuertemente sobre la productividad.

El emprendedor debe contemplar, al menos, estos puntos, para guiar sus acciones y facilitar la canalización de recursos a situaciones concretas, que permitan alcanzar un nivel de clima organizacional apropiado en la empresa.

En cuanto a motivación, es necesario considerar cuáles son las herramientas motivacionales que permitan reforzar las conductas positivas que deseamos impulsar en nuestro personal, esto es:

Programas deportivos

Reconocimientos por desempeño y/o cumplimiento de políticas de la empresa, como son:

– la puntualidad,
– la asistencia, (los reconocimientos pueden ser verbales, en efectivo, con despensas básicas, con días de asueto adicionales, etc.);

Programas de convivencia (asistencia a eventos culturales o deportivos, días de campo, etc.), y cualquier otro elemento que permita mantener un alto nivel de motivación entre el personal de la empresa.

En relación con la comunicación, es necesario establecer un sistema efectivo que facilite el intercambio de información entre el personal y evite o ayude a solucionar rápidamente cualquier conflicto interpersonal que pudiera surgir entre los miembros de la organización.

Es necesario incluir en el sistema de comunicación los diversos tipos de información (comunicaciones formales, informales) y las variadas direcciones de la misma (ascendente, descendente, horizontal)

El trabajo en equipo es un aspecto crítico y relevante en el buen funcionamiento y desarrollo de la empresa. Por ello, el emprendedor debe conocer las etapas de desarrollo de un equipo de trabajo y propiciar su buena implantación y la incorporación de los miembros al mismo.

Otro aspecto relevante en las relaciones laborales es el relativo a la calidad, pero observado desde la perspectiva del personal mismo; esto es, en relación con la persona y su nivel de vida.

En este sentido, la visión de la empresa debe contemplar el desarrollo del trabajador como ser humano y, por ende, su calidad de vida (enfocándose en los niveles social, económico y cultural, suyos y de su familia).

Una forma de influir sobre la calidad de vida laboral y personal del empleado y su familia es a través de programas concretos de desarrollo y capacitación, como:
– tardes culturales,
– cursos básicos de salud,
– programas de calidad para la familia,
– cursos de manejo de finanzas familiares,
– programas de retiro y ahorro, etc.;

Lo anterior tomando en cuenta que la empresa es la gente que trabaja en ella.

Fuente: Apunte de desarrollo de Microempresas de la Unideg

Publicado en Desarrollo de microempresas

Suscríbete:

who's online