Representación de un fenómeno descrito

Todos los fenómenos de la naturaleza poseen características intrínsecas que los particularizan y permiten diferenciar unos de otros, y la percepción que se tenga de éstas posibilita tanto su abstracción como su representación a partir de ciertas herramientas.

La percepción que se tiene de un fenómeno implica conocimiento; cuando se logra su representación, se dice que dicho conocimiento se convierte en un conocimiento transmisible. Esta representación puede realizarse utilizando diferentes técnicas de abstracción, desde una pintura hasta una función matemática; sin embargo, la interpretación que puede darse a los diferentes tipos de representación varía de acuerdo a dos elementos: la regulación de la técnica utilizada y el conocimiento del receptor.

De esta manera, un receptor, con un cierto nivel de conocimientos acerca de arte, podrá tener una interpretación distinta a la de otra persona con el mismo nivel cuando se observa una pintura; pero un receptor con un nivel de conocimientos matemáticos análogo al nivel de otro receptor siempre dará la misma interpretación a una expresión matemática.

Esto se debe a que en el primer caso intervienen factores personales de interpretación, que hacen válidas las diferencias, mientras que en el segundo caso se tiene un cúmulo de reglas que no permiten variedad de interpretaciones sobre una misma expresión. En este tema nos enfocaremos en la representación de fenómenos del segundo caso.

Fuente: Apunte Análisis, diseño e implantación de algoritmos de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Programación

Suscríbete:

who's online