Ricardo Castro

Músico mexicano nacido en Nazas, Durango, el 7 de febrero de 1864, hijo del diputado Vicente Castro y María de Jesús Herrera. Desde muy pequeño dio muestras de su talento para la música, que empezó a estudiar a los Seis años; a los 13 ya componía valses y mazurcas a la moda del momento. Por esa época se trasladó a la capital de la República, donde inició sus estudios profesionales en el Conservatorio Nacional, mismos que culminó en 1889 al titularse de pianista.

Fue fundador del Instituto de Música junto con Gustavo E. Campa, Felipe Villanueva, Carlos J. Meneses, Juan Hernández Acevedo e Ignacio Quesada; a todos se les conoció también como “EI Grupo de los Seis”.

Ofreció conciertos y recitales tanto en México como en el extranjero, y su calidad pianística siempre fue reconocida. Como compositor, y bajo la influencia del posromanticismo, escribió obras donde se conjuga la dificultad técnica con la belleza y el impulso emocional, así como cierta tendencia a exaltar los valores nacionales, como puede comprobarse en su ópera Atzimba.

Sin embargo, el grueso de su obra tiene un sesgo más internacional. Compuso las óperas La leyenda de Roussalka, el poema Sinfónico Oithoma, y entre las piezas para piano, su celebre Caprícho, además de valses, berceuses, danzas, etcétera. Murió en la Ciudad de México el 28 de noviembre de 1907.