Riesgo de un activo individual

El riesgo de un activo individual se mide de manera muy similar al riesgo de toda una cartera de activos.

Aun así, es importante distinguir entre estas dos entidades, porque los tenedores de carteras acumulan ciertas utilidades. Para evaluar el riesgo se utilizan métodos de comportamiento y para medirlo se emplean procedimientos estadísticos.

Evaluación del riesgo

El riesgo se puede evaluar desde la perspectiva del comportamiento por medio del análisis de sensibilidad y las distribuciones de probabilidades. Estos métodos dan una idea del nivel de riesgo implícito en un activo específico.

Análisis de sensibilidad

El análisis de sensibilidades un método de comportamiento que utiliza varios cálculos de rendimiento probable para proporcionar una idea de la variabilidad entre los resultados.

Un método común es el cálculo de rendimientos pesimistas (los peores), los más probables (esperados) y optimistas (los mejores) relacionados con un activo específico.

En este caso, el riesgo del activo se mide con el intervalo, que se obtiene al restar el resultado pesimista (el peor) del resultado optimista (el mejor).

Cuanto mayor sea el intervalo para un activo específico, mayor será su variabilidad, o riesgo.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online