Segmentación de mercados en mercadotecnia

La segmentación de mercado es el primer paso para el desarrollo de una estrategia de mercadotecnia, la cual está formada por dos grandes ideas: la selección de los mercados y el programa de marketing (mix comercial). De acuerdo al segmento de mercado o mercado meta que se escoja, estará condicionado todo el mix comercial.

La segmentación de mercado puede ser entendida como dividir el mercado heterogéneo en segmentos pequeños homogéneos, donde los elementos de cada segmento menor son muy similares en lo que respecta a preferencias, necesidades, intensidad de esas necesidades y comportamientos, más que el mercado total.

De allí la necesidad de que sean estables y puedan ser medidos para obtener información relevante de los consumidores. Deben tener un potencial de mercado económicamente interesante. Deben ser accesibles para que se pueda actuar sobre ellos y, finalmente, deben responder en forma diferenciada a los estímulos de marketing.

Las características demográficas, socioeconómicas, de personalidad y estilos de vida para identificar las características de los consumidores, constituyen la base de toda segmentación.

Los Beneficios de la Segmentación parten del hecho de que el mercado total siempre está constituido por diversos segmentos, pero no todos son atractivos para la empresa. En consecuencia, la empresa u organización debe ser capaz de identificar aquel o aquellos segmentos que pueden satisfacer de mejor forma, de acuerdo a sus preferencias, disposición de la competencia y fortalezas propias.

Los beneficios más directos de una segmentación eficiente, es que la empresa u organización está en mejor posición para localizar y comparar las oportunidades que el medio le presenta. Ello le permite una mejor posición para realizar modificaciones y ajustes a sus productos o satisfactores, cuando el mercado así lo requiera y, finalmente, la empresa u organización puede preparar un programa de marketing o mix comercial, teniendo claramente definidas las características propias de cada segmento específico.

– Permite la identificación de las necesidades de los clientes dentro de un sub-mercado y el diseño más eficaz de la mezcla de mercadotecnia para satisfacerlas.

– Las empresas de tamaño mediano pueden crecer más rápido si obtienen una posición sólida en los segmentos especializados del mercado.

– La empresa crea una oferta de producto o servicio más perfeccionada y pone el precio apropiado para el público objetivo.

– La selección de canales de distribución y de comunicación se facilita en mucho.

– La empresa enfrenta menos competidores en un segmento específico

– Se generan nuevas oportunidades de crecimiento y la empresa obtiene una ventaja competitiva considerable.

Fuente: Apuntes de Mercadotecnia y Publicidad de la Universidad de Londres

Publicado en Mercadotecnia y publicidad

Suscríbete:

who's online