Señales eléctricas e impulsos

Los aparatos que convierten la información de la fuente primaria (energía sonora, luminosa, etc.) en corrientes eléctricas, generan las llamadas señales eléctricas, tal y como sucede en el caso de un micrófono, que es capaz de traducir el sonido en una corriente eléctrica (serial analógica) que, a su vez, puede transmitirse. Por el contrario, hay otros dispositivos que permiten convertir la información primaria en impulsos (señal digital).

Como por ejemplo la unidad de introducción de datos en un ordenador. En el primer caso la señal varia de forma continua su voltaje, reflejando con ello las variaciones de la fuente primaria y generando un registro que es una copia del original.

Las señales digitales, sin embargo, no son continuas, sino que se basan en un par de niveles diferentes de voltaje (uno de los cuales puede sen por ejemplo, cero, circuito abierto).

De este modo la grabación digital de la información (por ej., del   sonido) se verifica midiendo la amplitud de la onda sonora una gran cantidad de veces por segundo, y traduciendo cada medida al código binario en el registro que durante la posterior reproducción invierte el proceso, transformando las informaciones recibidas en dicho código en una señal analógica que puede ser interpretada, pongamos por casa, por un altavoz.

En el caso  de los ordenadores antes mencionados, la señal se usa de una forma diferente, ya que el código binario (los dos niveles de voltaje) se emplea para representar las letras, números y símbolos con los que se introducen los datos en la instalación y se imparten las órdenes a la máquina.

Publicado en Ciencias naturales y física