Sustrato

El sustrato es la superficie donde se va a imprimir. Generalmente es papel, pero puede ser cualquier cosa, desde plástico hasta tela.

Ten cuidado de escoger un sistema de impresión adecuado al sustrato que quieras utilizar. Recuerda que no todos tienen las mismas capacidades.

En el caso del papel, hay varios puntos que debes de tomar en cuenta al escogerlo:

El sistema de impresión que vas a utilizar. No todos los papeles producen buenos resultados.

El gramaje, es decir, el grosor del papel. Se mide en gramos por pliego.

La absorción, que va a afectar la forma en que recibe la tinta.

El grano o la dirección de las fibras Esto afecta si vas a tener dobleces, ya que si son en sentido perpendicular al grano, pueden no quedar bien marcados. Y si vas a encuadernar, te conviene tener el grano paralelo al encuadernado.

La opacidad, la capacidad del papel para absorber tinta de un lado sin que se note del otro.

El color del papel va a afectar todos los demás colores, tanto en tono como en brillantez.

El acabado del papel se refiere a la superficie, puede tener recubrimientos o texturas, puede ser brillante o mate.

Fuente: Apunte de Organización de presentaciones y exhibiciones de la U de Londres

Publicado en Organización de exhibiciones y presentaciones

Suscríbete:

who's online