Sustratos y tintas del offset

Las tres características más importantes de la tinta son:

– Sus características cromáticas, que incluyen su pureza, su correspondenciacon el color estándar utilizado (por ejemplo EuroScale o SWOP) y su

Saturación.

– Sus características físicas, como su fluidez y su viscosidad. Sus características de secado sobre el papel.

Las características cromáticas de la tinta dependen de sus pigmentos. Los pigmentos están constituidos por pequeñísimas partículas que pueden ser orgánicas o in orgánicas.

Por ejemplo, se utilizan como pigmentos precipitaciones químicas y hollín. Para que los pigmentos queden ligados al papel, se mezclan con un agente aglutinante.

La tinta debe tener una buena capacidad de adhesión al papel. El agente aglutinante también proporciona fluidez y cualidades lita gráficas a la tinta, e influye en sus características físicas.

Se formula también para impedir que los pigmentos se disuelvan en la solución de mojado, evitando así el toning. Los agentes aglutinantes en las tintas offset están compuestos por resinas, alquids y aceites minerales.

La combinación de estos componentes es lo que le da a la tinta sus propiedades de secado.

Sustratos y tintas

Al aplicar la tinta sobre el papel, lo primero que se produce es la absorción del aceite mineral. Ello permite que la tinta se asiente, lo cual constituye la primera fase de secado; por eso, es importante que el papel tenga una buena capacidad de absorción.

Sin embargo, también es importante que no sean absorbidos los pigmentos, sino que queden sobre la superficie. Si son absorbidos, la saturación de color de la tinta resulta peor.

Los pigmentos, los alquids y las resinas que no son absorbidos por el papel, forman una especie de gelatina sobre la superficie. Esta gelatina hace que la tinta quede lo suficientemente seca como para no repintar el siguiente pliego cuando se deposita sobre el anterior en la pila del recibidor.

Este gel se seca después mediante la oxidación del alquid por contacto con el oxígeno del aire. Ésta es la segunda fase de secado, y se denomina ‘curado’ de la tinta u oxidación.

A veces se usa radiación UV (ultravioleta) para acelerar el curado y, en ocasiones, se utilizan agentes secantes sobre el pliego impreso para evitar el repinte.

La función de los agentes secantes es mantener separados los pliegos, de modo que la tinta no esté en contacto con el siguiente pliego y lo repinte.

Se utilizan agentes secantes con partículas de diferente grosor, según los diferentes grados de rugosidad del papel. Su composición suele ser a base de almidón y carbonato de calcio.

Fuente: Apuntes de Tecnología de los Sistemas de Impresión de la U de Londres.

Publicado en Tecnología de los Sistemas de Impresión

Suscríbete:

who's online