Tecnología como factor macro ambiental

La tecnología produce un efecto decisivo en la vida del hombre: en su estilo de vida, sus patrones de consumo y su bienestar económico.

Para convencernos de esto basta pensar en el efecto de los grandes avances tecnológicos como el avión, el plástico, la televisión, las computadoras, y los instrumentos creados para el control natal. Exceptuando quizá el avión, todas estas tecnologías llegaron la generación pasada.

Piensa en cómo tu vida futura será afectada por medicamentos contra el resfriado común, la invención de otras fuentes de energía para reemplazar los combustibles fósiles, métodos rentables para hacer potable el agua del mar e incluso los viajes comerciales a la luna.

Los adelantos tecnológicos de gran importancia pueden tener dos consecuencias en el mercado, a saber:

Dar origen a industrias enteramente nuevas, como lo han hecho las computadoras, robots y rayos láser
Modificar radicalmente las industrias actuales o prácticamente destruirlas.

La tecnología no es una bonanza en todos los sentidos. Una nueva tecnología puede mejorar la vida del hombre en un aspecto y provocar problemas ambientales y sociales en otras áreas.

El automóvil hace placentera la vida en algunos aspectos, pero también ocasiona congestionamientos de tráfico y contaminación atmosférica. La televisión es una especie de niñera mecánica, pero también tiene un efecto negativo en la convivencia familiar y en los hábitos de lectura del niño.

Es un poco irónico que a la tecnología se le critique por crear problemas (la contaminación atmosférica, por ejemplo) y que al mismo tiempo recurramos a ella para resolver esos mismos problemas.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online